Alineaciones probables
Leyma Básquet Coruña (63): Ferreiro (-), Ogbueze (-), Pino (5), Bulic (23), Uchendu (6) –cinco inicial- Monaghan (9), Xavier (3), Sabin (-), Carlos Martínez (7), Baru (4) y Serrano (6).

Rio Ourense Termal (78): Masters (10), Ott (20), Sergio Rodríguez (10), Van Wijk (9), Rozitis (11) –cinco inicial- Vidal (6), Pluta (-), Zamora (10) y Watson (2).

Parciales: 15-18, 22-15, 13-22, 13-23.

Árbitros: Alcaraz, Langa y Martínez. Sin eliminados.

Incidencias: partido correspondiente a la 25a jornada de la LEB Oro y disputado en el Palacio de los Deportes de Riazor. MVP: Alfredo Ott (Ourense).

Roi Rodríguez – Ourense.- El partido comenzó igualado, y Leyma Básquet Coruña fue quien comenzó asestando los primeros golpes. El Rio Ourense Termal chocaba ante la defensa interior local, y mientras tanto, Bulic y Monaghan conseguían hacer daño atacando a Masters y a Van Wijk (13-8). La entrada de “Pepo” Vidal dio mayor fluidez a Ourense, y con el uruguayo como capitán general, un parcial de 0-10 no tardaba en cambiar el rumbo del partido cuando aún corría el primer cuarto.

Desde el triple, Alfredo Ott y el gladiador Van Wijk (que jugaba sin estar ni mucho menos a tope) sumaban y la ventaja era ourensana. Unos buenos minutos de Serrano bajo los aros y destellos varios de Serrano devolvían la ventaja al Leyma (22-18), y la ventaja continuó siendo coruñesa hasta que Masters, con un certero triple esquinado y, sobre todo, Alfredo Ott, aparecían para sumar y lanzar al Rio Ourense Termal nuevamente en el partido. Cinco puntos del escolta estadounidense permitían igualar (30-30), y al descanso, tan solo un triple de Zach Monaghan permitía que Coruña marchase con una mínima ventaja a los vestuarios.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tras el descanso, el Rio Ourense Termal aún fue mejor. A la defensa del tiro exterior local, unió una defensa excelente de los intentos de contraataques de Leyma Coruña, y con ello y un dominio excelso del rebote, pronto comenzó a marcharse en el marcador. Sergio Rodríguez fue el primero en tomar protagonismo y Vidal no tardó en subirse al carro con anotación y buenas asistencias.

Mientras tanto, era Bulic quien mantenía a Coruña en el partido, llegando al ecuador del tercer cuarto con el partido en un puño (43-44). Ese fue el momento de aparición de Rozitis. Intimidaba y taponaba en el aro propio y finalizaba con acierto en la canasta rival. Reapareció Ott, finísimo en la ejecución, y comenzó a carburar Zamora, y con el equipo al completo del Rio Ourense Termal funcionando, la ventaja fue máxima a poco del final del tercer cuarto (47-53).

El conjunto de Gonzalo García de Vitoria circulaba el balón, encontraba a sus interiores y lanzamientos libres en las esquinas, y mientras, Coruña chocaba en no poder correr y errar en triples bien defendidos por Ourense. Bulic los mantenía en partido, pero dos triples de Sergio Rodríguez y Zamora tras empezar el último cuarto llevaban la desventaja coruñesa a ser mayor a los diez puntos por primera vez en el partido (50-61).

Paró el partido Gustavo Aranzana hasta tres veces y probó con todo tipo de quintetos, probando hasta siete jugadores distintos en posiciones exteriores en el último cuarto, pero nada funcionó. Ourense puso el piloto automático de ser una de las mejores defensas de la liga y con Ott anotando desde el triple no tardó en sentenciar el partido (54-69). Bulic recortó hasta los doce, pero Coruña ya nunca tuvo opciones. Kevin Van Wijk sentenciaba con un triple y el Rio Ourense Termal sumaba la sexta victoria consecutiva fuera de casa. Un registro que significa el segundo mejor registro del equipo en la historia de la LEB Oro.