Foto: LaLiga
Valencia-Vigo (Pontevedra), 25 oct (EFE).- El Levante recibe al Celta con la urgencia para ambos de romper una mala racha de tres derrotas seguidas en LaLiga, aunque la situación es todavía más preocupante para el equipo valenciano, pues es último en la clasificación con apenas tres puntos.

El Levante tocó fondo en el partido del pasado domingo en San Mamés, donde lo hizo “todo rematadamente mal”, según reconoció en rueda de prensa el entrenador del equipo, Paco López, y ahora tiene que reaccionar inmediatamente.

El técnico valenciano tiene la baja por lesión de Nikola Vukcevic, por una rotura muscular en el aductor de la pierna derecha, y mantiene la duda de Enis Bardhi, que apenas se ha podido entrenar esta semana por una distensión en una rodilla, pero está entre los veintitrés convocados.

La gran novedad en la convocatoria es la presencia de Aitor Fernández, que regresará a la portería tras haberse perdido el último partido por el fallecimiento de su padre.

Tras la mala actuación del equipo, Paco López podría dar entrada en el once inicial a los defensas Son y Duarte, que completarán la zaga junto a Vezo y Clerc, y, de este modo, Postigo y Miramón pagarían con la suplencia su discreto partido ante el Athletic de Bilbao.

Sin Vukcevic y con la duda de Bardhi, Paco López no tiene mucho que elegir en el centro del campo. La gran sorpresa en el equipo inicial sería la presencia de Jorge de Frutos, mientras que Malsa, Rochina y Campaña parecen con un puesto asegurado en el once titular.

Después de haber encadenado tres jornadas seguidas sin marcar, en una situación que no padecía el Levante desde el curso 2018-19, Paco López podría regresar a un sistema con dos delanteros y Roger y José Luis Morales jugarían juntos en ataque.

En su peor momento como técnico celeste, distanciando de los dirigentes por la política de fichajes, Óscar García busca la manera de sacar el máximo rendimiento a una plantilla que se ha visto debilitada respecto al pasado curso tras la salida de jugadores como Rafinha, Smolov, Sisto, Bradaric o Toro Fernández.

La preocupante dependencia goleadora de Iago Aspas, autor de los tres tantos que lleva su equipo en este inicio de curso, y las lagunas defensivas exhibidas en algunas fases de sus últimos partidos han convertido al Celta en un equipo vulnerable, con tres derrotas seguidas y siete goles encajados por ninguno a favor.

Sin lateral derecho por las lesiones de Hugo Mallo y Kevin Vázquez, y con el ghanés Aidoo aislado en su domicilio tras dar positivo en la covid-19, Óscar García repetirá la línea de cinco defensas que tan buen rendimiento ofreció en el primer tiempo contra el Atlético de Madrid, con el joven Sergio Carreira en el costado derecho.

El canterano y Olaza ocuparán los laterales de una zaga que completarán Murillo, Araujo y Fontán en el centro del eje, con el internacional peruano Renato Tapia por delante como mediocentro defensivo.

Todo apunta a que Fran Beltrán y Denis Suárez le acompañarán en la medular, con Iago Aspas y Santi Mina, al que daría continuidad pese a sus errores en la finalización ante el Atlético, en la línea de ataque, aunque Nolito y Emre Mor también tienen opciones de acompañar al goleador celeste.

Alineaciones probables:

Levante: Aitor; Son, Vezo, Duarte, Clerc; Campaña, Malsa, Bardhi o Radoja, Rochina; Roger y Morales.

Celta: Iván Villar; Sergio Carreira, Murillo, Araujo, Fontán, Olaza; Tapia, Beltrán, Denis Suárez; Aspas y Santi Mina.

Árbitro: Melero López (Comité Andaluz).

Estadio: La Cerámica.

Hora: 21:00.

……………………………………

Puestos: Levante UD (20º, 3 puntos) – Celta (17º, 5 puntos)

La clave: Los dos equipos están en crisis goleadora. El Levante lleva tres partidos sin marcar y el Celta, con solo tres goles, es el peor anotador del campeonato junto al Alavés.

El dato: El Levante sólo ha ganado una vez al Celta en casa. Fue la temporada pasada por 3-1.

La frase: Paco López: “Tenemos que apretar los dientes”.

El entorno: El partido se disputa en La Cerámica de Villarreal por la remodelación del Ciudad de Valencia, que debería haber estado listo para este encuentro.