Foto: @NPhoto/FEB

ENLACE: Estadísticas del partido – Galería de fotos de la final

Ficha Técnica

55 – Carramimbre Ciudad de Valladolid (11+18+10+16): Leimanis (8), Federico (3), Aboubacar (6), De la Fuente (4), Bartley (20) -cinco inicial-, Adekoya (8), Mackenzie (2), Torres (1), Granado (3) y Expósito (-).

62- Delteco Gipuzkoa Basket (17+13+20+12): Dee (17), Murphy (3), Oroz (6), Rozitis (7), Sollazo (10) -cinco inicial-, Jawara (11), Mikel Motos (2), Ancizu (6) y Olaizola (-).

Árbitros: López Herrada, Fernández Carretero y Albacete Chamón.

Incidencias: Final de la Copa Princesa disputada en el pabellón Pisuerga ante unos 5.500 espectadores. El jugador del Gipuzkoa Johny Dee fue nombrado el mejor del partido.

Inés Morencia – Valladolid, 4 feb (EFE).- El Delteco Gipuzkoa Basket ganó este martes la Copa Princesa, por 55-62, en una final en la que hizo valer una intensa defensa y una gran dirección, ante un Carramimbre al que pesó la presión de disputar su primer título, reaccionó tarde y se mostró muy errático.

El Gipuzkoa salió mucho más centrado y su intensidad, gestionada por Dee, se tradujo en un parcial de 0-8 en poco más de dos minutos que obligó al técnico del conjunto vallisoletano, Hugo López, a solicitar un tempranero tiempo muerto para rebajar la presión sobre sus jugadores y frenar el empuje visitante.

El parón tuvo su efecto, al igual que los cambios introducidos por el entrenador local, y el equipo, de la mano de Bartley y Adekoya, logró romper con la dinámica negativa y recortar la diferencia, que alcanzó los diez puntos (5-15), para dejarla en seis (11-17) al término del primer cuarto.

El segundo comenzó como el anterior, con un errático Carramimbre ante un seguro Delteco Gipuzkoa, que volvió a ampliar la renta a diez puntos (13-23), pero las «ardillas» supieron reaccionar, cimentando el juego en una mejor defensa y aprovechando los contraataques (18-23).

Esa reacción tuvo como consecuencia el receso de Marcelo Nicola, a falta de tres minutos para el descanso, que hizo regresar a la cancha a Dee para recuperar velocidad, pero los vallisoletanos habían engrasado la maquinaria y, con un buen juego colectivo, dejaron la ventaja visitante en un punto (29-30).

Tras la reanudación, se repitió el mismo patrón que en el cuarto inicial, con un Gipuzkoa bien asentado en su zona, que bloqueó la faceta ofensiva del Carramimbre, y con Dee como perfecto director de orquesta, lo que permitió al cuadro vasco llegar hasta los once puntos de ventaja (33-44).

Hugo López se vio obligado a detener el juego para tratar de frenar la fluidez del rival, pero el acierto anotador de los vallisoletanos desapareció prácticamente por completo, lo que se tradujo en una importante dosis de impotencia de la que los vascos sacaron rédito para mantener los once puntos de renta (39-50).

El Delteco Gipuzkoa solo tenía que controlar el tempo del partido, lo que no parecía difícil con Dee al frente del equipo. Pero no contaron con la garra de los locales y con una capacidad de reacción, comandada por Bartley, que dejó el marcador en un 55-57 a falta de dos minutos y medio para el final.

Pero esa remontada no llegaría a culminar, puesto que el Delteco Gipuzkoa se mostró más certero en los momentos clave, mientras que los locales acumularon desaciertos de cara al aro que acabaron con la esperanza de llevarse su primer título (55-62).