Foto: LaLiga

Ficha técnica
UD Las Palmas: Josep Martínez; Eric Curbelo, Mantovani (Mauricio Lemos, min. 46), Aythami Artiles (Srnic, min. 46), Benito Ramírez; Aridai (Cristian López, min. 62), Ruiz de Galarreta (Fede Varela, min. 68), Fabio, Pedri; Narváez (De la Bella, min. 78) y Rubén Castro.

CD Lugo: Ander Cantero; Campabadal, Marcelo Djaló, Josete Malagón, Canella (Jaume Grau, min. 66); Hugo Rama (Carrillo, min. 80), Fernando Seoane, Jaime Seoane (Kravets, min. 66); Iriome (Gerard Valentín, min. 53), Manu Barreiro (Pita, min. 53) y Cristian Herrera.

Gol: 1-0, min. 74: Rubén Castro.

Árbitro: Aitor Gorostegui-Fernández Ortega (Comité Vasco). Expulsó por doble tarjeta amarilla al jugador visitante Campabadal (minutos 35 y 42). Además, amonestó a sus compañeros Canella (28) y Jaime Seoane (62), y a los locales Mantovani (12), Aythami Artiles (14) y Fabio (85).

Incidencias: partido de la trigésima cuarta jornada de LaLiga SmartBank disputado sin público en el Estadio de Gran Canaria.

Las Palmas de Gran Canaria, 20 jun (EFE).- Las Palmas venció al Lugo gracias a un gol de Rubén Castro bien avanzada la segunda parte tras una prodigiosa acción de Pedri, en un partido condicionado al borde del descanso por la expulsión del visitante Campabadal y en el que su compañero Cristian Herrera falló un penalti cuando el marcador aún no se había estrenado.

El conjunto gallego encaja así su segunda derrota consecutiva que le hace caer a los puestos de descenso de LaLiga SmartBank, mientras que los amarillos enlazan un segundo triunfo, de nuevo con la firma de su veterano delantero centro Rubén Castro para soñar con la zona alta.

La primera mitad resultó tediosa y estuvo marcada por la elevada cantidad de faltas, casi una veintena, que impidieron la continuidad en el juego.

Antes del cuarto de hora, los dos centrales locales ya tenían tarjeta amarilla, mientras que los gallegos acumularon sus cartulinas en sus laterales, y el del flanco derecho, Campabadal, se fue a la ducha de forma prematura después de cometer una imprudencia, una patada a destiempo a Narváez cuando había sido amonestado solo siete minutos antes.

Hasta ese momento ambos equipos se habían anulado, pues ni en juego elaborado ni en acciones a balón parado fueron capaces de exigir al rival. Un cabezazo cruzado pero desviado de Narváez, a centro de Benito desde la izquierda, fue el único intento isleño con cierto peligro.

Pepe Mel, entrenador local, debió acordarse del dicho «cuando las barbas de tu vecino veas pelar, pon las tuyas a remojar», y estuvo rápido de reflejos al cambiar en el descanso a Mantovani y Aythami Artiles para evitar una expulsión que igualara las fuerzas.

Las Palmas subió una marcha en la velocidad del balón en la segunda parte para tratar de hacer valer su superioridad numérica.

Sin embargo, fue el Lugo quien tuvo la gran oportunidad de adelantarse con un penalti por derribo de Fabio a Gerard Valentín, que acababa de entrar al campo, pero el grancanario Cristian Herrera lanzó raso y Josep Martínez rechazó su disparo en el minuto 57.

El partido fue desde entonces un monólogo del conjunto isleño ante un rival que pasó a jugar con defensa de cinco hombres y que ya no tuvo llegada a campo contrario, dando por bueno un punto.

En el minuto 63 Rubén Castro cabeceó fuera por poco un centro de Benito Ramírez desde la izquierda como primer aviso, hasta que diez después Pedri firmó una brillante acción individual en la línea de fondo, con un recorte picando el balón sin apenas espacio, para servir el gol a Rubén Castro en el área pequeña.

El Lugo, mermado por la inferioridad numérica y el desgaste realizado, no tuvo ninguna opción de igualar el encuentro.