Foto: CD Lugo

Lugo, 29 mar (EFE).- Alberto Monteagudo, entrenador del CD Lugo, afirmó que «En estas situaciones creo que me he manejado siempre bien. Pienso en ganar y no en lo que pueda pasar conmigo si no gano», comentó en una rueda de prensa en la que reconoció que el equipo está en una situación «peligrosa» y precisó que, si se impone al Alcorcón, «será menos peligrosa».

El técnico señaló que en las circunstancias en las que está el Lugo a sus jugadores no les pueden «pesar las botas ni entrar el miedo».

«Estamos preocupados porque ya llega el momento importante del año y queremos ir para arriba. Seguimos fuera del peligro inminente porque si termina la liga hoy estaríamos salvados, pero venimos de perder 0-3, un resultado un poco irreal, y estamos motivados para ganar en Alcorcón», sostuvo.

Monteagudo indicó que el Lugo quiere «mejorar en las dos áreas» después de la derrota con el Albacete en el Anxo Carro.

«Hemos vuelto a encontrar ese patrón de juego de dominar los partidos y tener el control de lo que pasa y nos falta ese paso más de acertar arriba y no conceder. Con tan poquito no nos pueden hacer tan fácil gol y nosotros tenemos que empezar a meterlas», dijo.

Del Alcorcón, explicó que «empezó muy fuerte LaLiga y ahora se encuentra en un momento de no muy buenos resultados», si bien advirtió de que en su campo, Santo Domingo, «sigue teniendo ese poso de ganar partidos».

Ante el conjunto madrileño, el preparador manchego tendrá que modificar el once por la baja por sanción de Carlos Pita, que se suma a la de Fernando Seoane, los dos jugadores que llevan más tiempo en el equipo y que, previsiblemente, serán reemplazados por Giorgi Aburjania y Sergio Gil, a los que ha pedido más.

«Son dos jugadores que tienen que dar el paso al frente. Me llevan mucho tiempo pidiendo jugar y ha llegado el momento. Es en el verde donde tienen que demostrar. Hay que coger el testigo y no mirar para otro lado», sostuvo.