El Barcelona sobrevivió a Sar y al Rio Natura Monbus Obradoiro. El equipo catalán resistió a un rival bravo, excelente durante gran parte del encuentro, que soñó con tumbar al coloso blaugrana por tercera temporada consecutiva en Santiago

  • El conjunto de Pascual tiró de veteranía y jugó mejor los minutos finales
  • No fallaron desde la línea de personal los culés y dilapidaron las opciones de triunfo del Rio Natura Monbus

 

Rio Natura Monbus Obradoiro 62: McGrath (8), Haws (2), Bendzius (2), Caloiaro (9), Pustovyi (0) – quinteto inicial – Triguero (8), Brown (9), Yusta (11), Waczynski (7), Cárdenas (-), Pozas (6) y Chagoyen (-). 

FC Barcelona Lassa  69: Satoransky (8), Navarro (8), Perperoglou (2), Doellman (13) y Tomic (4) – quinteto inicial – Ribas (4), Lawal (2), Abrines (6), Vezenkov (7), Eriksson (0), Samuels (6) y Oleson (9).

Árbitros: Emilio Pérez Pizarro, Martínez Fernández y Serrano. Eliminaron por faltas a Juanjo Triguero, del Rio Natura Monbus Obradoiro.

Parciales: 12-18, 25-21, 13-7 y 12-23.

Incidencias: Partido correspondiente a la Jornada 18 de la Liga Endesa, disputado en el Multiusos Fontes do Sar ante 5409 espectadores.

 

Se apoyaron los barcelonistas en cuatro hombres clave: Doellman y Satoransky, con 15 de valoración, y Samuels y Oleson, con 10. Sin embargo, no vivió el Barça de su temible juego interior, bien neutralizado por Triguero, Brown y Caloiaro, pero se mostraron implacables desde el triple, castigando desde las esquinas a la defensa gallega.

12665737_641611872645894_44890875_nUna retaguardia que fue muy solvente. El Rio Natura Monbus peleó hasta la extenuación. Los hombres de Moncho Fernández batallaron cada posesión como si fuese la última, y los gladiadores obradoiristas emocionaron a Sar con su entrega. Yusta y Triguero recibieron cerradas ovaciones por parte de la parroquia local. El madrileño, con 11 puntos en su casillero, trajo de cabeza a la zaga culé con su intensidad y descaro. Santo jugó con desparpajo y se fue hasta los 15 de valoración. Por su parte, el pívot, completó una actuación soberbia, muy agradecida por sus compañeros. Juanjo fue un seguro atrás y bailó bien con sus marcadores en ataque.

Apenas hizo concesiones el Rio Natura Monbus Obradoiro a lo largo del partido. Pero los pocos despistes fueron bien aprovechados por el Barcelona. Primero por Vezenkov y Doellman. Los ala-pívots visitantes se mostraron insistentes durante los primeros compases, viendo canasta de forma indistinta desde cerca del aro y desde la larga distancia. Tampoco dudaban Navarro y Abrines. La escuadra catalana tiró más de tres que de dos durante la primera mitad.

El Rio Natura Monbus Obradoiro, que hacía buen trabajo en defensa, se mostraba impreciso en ataque. Los gallegos se trababan y no conseguían convertir acciones liberadas, pero el Barcelona era incapaz de poner tierra de por medio (12-18).

Pero los de Moncho Fernández mejoraron considerablemente en el segundo acto. Un cuarto que dio el pistoletazo de salida con el robo de Pepe Pozas sobre Pau Ribas que puso en pie a la afición, y que acabó con Yusta y Caloiaro sumando desde la línea de personal. Entremedias, crecieron los santiagueses con la presencia de sus hombres interiores haciendo daño en la pintua. Triguero, habilitado por Waczynski y Pozas, y Brown, con un gran despliegue de recursos ofensivos, acercaron al Rio Natura Monbus en el luminoso. Pero toparon con el acertado Oleson, letal desde la esquina y también en un lanzamiento lateral con suspense.

Pero no se arrugó el Rio Natura Monbus Obradoiro, que encomendó su suerte a Yusta. El alero voló por la cancha y atacó sin miedo la muralla defensiva barcelonista. Sar supo apreciar los minutos de calidad del jovencísimo jugador madrileño (37-39). En una batalla táctica colosal, crecía conforme pasaban los minutos el equipo de Moncho Fernández. La defensa, perpetrada durante días en las entrañas de Sar, ahogó al Barcelona en la segunda mitad. El trabajo de los aleros, Bendzius y Yusta sobre Satoransky resultó magnífico. El Rio Natura Monbus Obradoiro cortó todas las vías de anotación de los blaugranas, dejándoles en siete puntos en todo el tercer cuarto. 

12659768_641611139312634_917223208_nEl soberbio trabajo de Juanjo Triguero y la asfixiante presión sobre la subida de balón por parte de los hombres de blanco, impulsaron la remontada y otorgaron la iniciativa en el marcador ante un Barcelona incrédulo. Los de Pascual revivían  sus peores pesadillas en el feudo santiagués, en un partido con muchos paralelismos a los que en las últimas dos temporadas habían desembocado en derrota. Lawal y Perperoglou contenían, a duras penas, la erupción obradoirista (50-46). 

Pero en el asalto definitivo, cuando se veía contra las cuerdas el gigante catalán, reaccionaron los de Pascual, de nuevo desde el triple. Doellman, Navaro y Satoransky daban vida al Barcelona. Y el partido se veía abocado a un final de infarto.

Otro más. Una nueva entrega con suspense tras los partidos contra Andorra e Iberostar Tenerife. Y se lo llevó el Barcelona. Por paciencia y por acierto durante los instantes finales. Apretaron los dientes los de Pacual en defensa y sumaron Ribas y Samuels. 

Al Rio Natura Monbus Obradorio se le escapó de entre las manos un partido disputado, jugado de forma fantástica durante la práctica totalidad del encuentro, en el que los santiagueses tutearon y amedrentaron al Barcelona. Pero el equipo de Pascual tiró de veteranía, se impuso en Sar y sigue a la estela del Valencia Basket.

 El combinado santiagués  recuperó sensaciones en el mejor despliegue defensivo del curso, y pese a la derrota arranca la segunda vuelta ilusionando, a siete días de visitar Illumbe (domingo, 18:00 h – YOMVI) y antes de recibir al Laboral Kutxa (sábado 13, 20:00 h – YOMVI), en el último encuentro antes de la disputa de la Copa del Rey, con el enfrentamiento en cuartos precisamente ante el equipo de Velimir Perasovic.

Íñigo Caínzos – Obradoiro CAB

Fotos: David Alonso