Foto: Yedra Seara/UD Ourense

Ficha técnica
UD Ourense: Dani Sampayo; Varo, Vieytes, Ocampo, Alfredo (Hugo García, min. 75); Rubén Durán (Isi, min. 66), Viti, Tiago (Carlos de Dios, min. 66); Champi (Gabi, min. 66); Amín (Manu Blanco, min. 85) y Carlos López.

CD Pontellas: Aarón Puente; Michael, Chisco, Rubén (Javi, min. 66), Samu (Edu, min. 52), Iago; Santi Taboada (Santi Fernández, min. 84), Telmo, Sergio Sancho (Maykel, min. 66), Berni (Demi, min. 66); y Nando.

Goles: 1-0 Tiago (min. 21). 2-0 Carlos López (min. 57). 3-0 Amin (min. 70). 4-0 Hugo García (min. 87).

Árbitro: Lois Carro (Pontevedra). Amonestó a Rubén Durán.

Incidencias: O Couto. Partido jugado a puerta cerrada.

 

Servando Mourenza – Ourense.- Cumplió con lo obligado -ganar- y demostró argumentos para ser optimista una UD Ourense que ya no ve el panorama tan negro tras vencer en su particular final ante el Pontellas (4-0). Regresaba tras dos semanas de parón el conjunto de Fernando Currás, que dominó el encuentro y goleó con solvencia a un colista abocado al descenso.

Sabía que era crucial este choque el plantel unionista, que salió decidido a marcar territorio desde el pitido inicial. La propuesta fue ir a por un rival que luce buenos argumentos tácticos pero se desmorona por los errores defensivos y la falta de calidad individual. Ya en los diez primeros minutos la apuesta ourensanista pudo valer el primer tanto, con tres llegadas peligrosas sobre la meta de Aarón Puente. Primero Varo, con un disparo desde la frontal del área que obligó al vuelo del meta del cuadro porriñés, y Amín, con un mano a mano que se marchó fuera rondaron el primer tanto. Cerró este trío de llegadas casi consecutivas Tiago, desafortunado en el remate con todo a favor tras un gran centro por bajo de Alfredo.

Tras esta notable puesta en escena, el choque entró en una fase de aparente igualdad. Sabía el bloque rojillo que podía engranar una marcha más, y Champi, rompió el empate con una gran conducción que le permitió filtrar un buen pase a Tiago. Se quitaron una losa de encima los anfitriones, que no quisieron arriesgar, aunque tampoco pasaron apuros. Al filo del descanso, Viti conectó un testarazo que se proyectaba hacia la escuadra, pero su destino final no fue tan afortunado.

En la segunda parte, el conjunto ourensano tuvo ocasiones para dar y regalar. No consiguió transformar las dos primeras, de Champi y Carlos López, y el segundo tanto, el de la tranquilidad, llegó gracias a genialidad de Tiago, que elevó con un parábola el balón para que Varo le regalase la diana a Carlos López.

A partir de este momento el encuentro se convirtió en un correcalles. Los pupilos de José Curiel tuvieron varias opciones a balón parado para meterse en el encuentro, pero ninguna cogió el camino del gol. Sabedora de su superioridad, la UD Ourense guardó sus últimas balas, con los nombres de Amin y Hugo García, para cerrar al contragolpe una goleada que debe relanzar al equipo ourensanista.