Foto: Amadeo Rey
  • Un doblete de Morais decidió el partido contra el Lugo B disputado en el Anxo Carro

La SD Compostela no pudo entrar en el mes de marzo con buen pie, ya que cayó por 2-0 contra el Polvorín CD Lugo B. Un doblete de Morais, con un gol en cada parte, decidió la contienda disputada en el Anxo Carro, suponiendo la tercera derrota en liga del Compos, la primera después de diecisiete jornadas y cuatro meses y medio.

En un campo de fútbol profesional, de dimensiones similares al Vero Boquete, el Compos salió fiel a su estilo tan característico, un juego de toque que tan bien se adapta a terrenos de juego grandes y de hierba natural. Así, y saliendo con una marcha más que su rival, los blanquiazules comenzaron a asediar el área del filial lucense.

No habían transcurrido ni dos minutos cuando llegó la primera opción compostelanista con un disparo de Bicho desde la frontal del área, mismo protagonista que no consiguió conectar, seis más tarde, un pase atrás de Miki.

El mediapunta blanquiazul, muy activo en su regreso tras sanción, probaría también los reflejos de Julen en una falta desde el pico del área en la que pisó la pelota Samu y golpeó potente abajo el sadense, pero el portero la despejó a córner, un saque de esquina en el que Brais Abelenda no pudo acertar con la red en el segundo palo.

Con todo, cuando más asentado estaban los nuestros llegó el tanto de los lucenses en una contra. Manu conectó con Álex Rey y este puso un servicio a la perfección a la espalda de los centrales para la carrera de un Morais que se enfrentó en el mano a mano y clavó el disparo ajustado al palo.

El tanto, en un momento psicológico, mandó el encuentro al intermedio con ventaja local, la cual aumentó a la vuelta de los vestuarios. El Compos salió de ellos con ganas de igualar, pero se encontró con el doblete de Morais. El filial robó en zona de tres cuartos y el delantero centro no marró ante Pato. Fueron dos llegadas con dos tantos, lo cual complicó las aspiraciones santiaguesas.

Aun así, los de Yago Iglesias no bajaron los brazos y con la entrada de piernas de refresco buscaron continuamente la portería rival. La tuvo Brais Abelenda para recortar diferencias, pasada la hora de encuentro, pero su disparo, tras el pase atrás de Primo, se topó con las piernas de un defensa.

Con llegadas por banda siguieron insistiendo los nuestros. Así, siete más tarde, Josiño puso el centro raso desde la banda, el cual remató Hugo Sanmartín, pero el balón se fue centrado y atrapó Julen. Misma suerte que encontraron Samu o Bicho en los últimos compases, por lo que no hubo forma de cambiar el luminoso.

Ante la falta de fortuna, el duelo terminó con victoria local por 2-0 que, consecuentemente, supuso la derrota de la SD Compostela diecisiete jornadas después. Han tenido que pasar cuatro meses y medio para que cayeran de nuevo los nuestros, un traspiés que dará fuerzas al cuadro blanquiazul para volver más fuertes. Para ello, tocará demostrar la fortaleza del fortín el próximo domingo, a las 17.00 horas, contra la UD Ourense.

FICHA TÉCNICA:

2- Polvorín FC Lugo B: Julen; Varo, Nico, Quindimil, Matías; Juan Brunet, Manu; Rayco, Álex Rey (Luís, m.80), Chiqui (Christian, m.86); y Morais (Morais, m.68).

0- SD Compostela: Pato; Saro, Álvaro Casas, Queiruga (Gabri Palmás, m.75), Jimmy (Josiño, m.68); Samu, Baleato (Hugo Sanmartín, m.58); Miki, Bicho, Brais Abelenda; y Primo.

Goles: 1-0: Morais, min.41; 2-0: Morais, min.57.

Árbitro: Quintairos Rial (Vigo). Amonestó a Juan Brunet, por los locales; y a Brais Abelenda y Gabri Palmás, por el Compos.

Incidencias: Estadio Anxo Carro (Lugo). Partido de la vigésimo sexta jornada de liga del grupo 1 de la Tercera División disputado ante 400 espectadores.

Nota de prensa de la SD Compostela