• La plata del K4 500 y el K2 1000 dan a España su séptima medalla en el Mundial, en el que clasifica 4 embarcaciones para JJOO
El subcampeonato mundial logrado hoy por el K4 500 de Saúl Craviotto, Carlos Arévalo, Marcus Cooper Walz y Rodrigo Germade y el del K2 1000 Paco Cubelos-Iñigo Peña otorgan al piragüismo español un balance provisional de 7 medallas en el Mundial 2019, en el que ha conseguido clasificar para Tokio 2020 un total de seis embarcaciones, cuatro para JJOO en esprint (Carlos Garrote y Teresa Portela en K1 junto al K4 500 y K2 1000 y dos para Paralímpicos en paracanoe: Higinio Rivero en VL2 y Juan Valle en KL3.
Esta mañana en la última jornada mundialista, a falta de las cuatro finales sobre 5.000 metros de la tarde, la delegación española, en un par de duelos titánicos con los germanos, ha conseguido dos medallas de plata en K2 1000 con Paco Cubelos e Iñigo Peña y  el K4 500 de Saúl Craviotto, Carlos Arévalo, Marcus Cooper Walz y Rodrigo Germade, que se suman a las conseguidas por Alberto Pedrero y Pablo Graña oro en C2 200; Pelayo Roza-Pedro Vázquez, plata en K2 500, y las de bronce de Toni Segura-Sete Benavides en C2 500; y Teresa Portela y Carlos Garrote, ambos en K1 200.
Hoy Sete Benavides terminó cuarto en C1 200; Juan Oriyés y Daniel Abad quintos en K2 200 y Mohssine Moutahir, Pablo Martínez, Ignacio Calvo y David Fernández sextos en C4 500.
Szeged 2019 – K4 M 500 – Craviotto + Arévalo + Walz + Germade – Plata
El K4 español, a la  espera de su rendimiento tras el cambio de tripulación que supuso la entrada del gallego Carlos Arévalo en sustitución del campeón olímpico Cristian Toro y pendiente de la evolución de la lesión sufrida por el mallorquín en la víspera de viajar al Mundial, no solo ha cumplido con las expectativas de lograr la clasificación olímpica sino que ha luchado por la medalla de oro manteniendo un mano a mano con los alemanes, a los que adelantó por momentos.
El catalán Saúl Craviotto, el balear Marcus Cooper Walz y los gallegos Carlos Arévalo y Rodrigo Germade han asegurado primero la clasificación olímpica, sin olvidar su hambre de medalla. En los últimos 100 metros la buscaron ya con todas sus fuerzas. Al final terminaron segundos (1m.19s.77), por detrás de alemanes (1m.19s.26), con eslovacos completando el podio (1m.20.96).
Arévalo inaugura así su medallero mundialista junto a compañeros que atesoran 9 medallas (Craviotto), cinco (Cooper) y tres (Germade).
– Saúl Craviotto: «Las sensaciones han sido muy buenas y creo que hemos competido muy bien para la presión a la que estábamos sometidos hoy en esta final».
«Me siento muy muy orgulloso de mis tres compañeros, Cooper ha tenido un año complicado en tema de lesiones, con Arévalo llevamos sólo un mes montando y me siento muy muy orgulloso de lo que hemos hecho».
«Es la primera vez que clasifico a la primera y estoy ahora mismo que no me lo creo»
«Yo ya he estado en tres olimpiadas, tengo 34 años, llegaré con 35 y la gente joven sube fuerte… no quiero anunciar mi retirada pero huele a que puede ser mi última olimpiada y me gustaría cerrar una carrera deportiva brillante allí».
«La palabra que define este K4 es ilusión, mucha ilusión».
– Carlos Arévalo: «Buf, había mucha presión fuera ya. Sólo un mes de acoplamiento hace que llegues aquí con la incertidumbre de lo que va a pasar y ahora siento mucha rabia liberada y ganas de disfrutarlo».
«Este K4 anda mucho, creo que andamos muy bien y encima hay margen de mejora porque nos queda tiempo para mejorarlo».
«Ir a los Juegos es la ilusión de mi vida y ahora a luchar por hacerlo lo mejor posible»
– Marcus Cooper: «Estamos super contentos, es una pasada. Hemos hecho un regatón y esta plata nos sabe a oro después de una temporada un poco regular hemos sacado plata y el pase a Tokio que era el objetivo primordial. El año que viene es año olímpico y vamos a apretar aún más porque hemos estado muy cerca de los alemanes incluso íbamos primeros una buena parte de la regata».
«Estoy muy feliz de haberlo compartido con mis compañeros que son los mejores».
– Rodrigo Germade: «Quiero agradecer muchísimo a mis compañeros su actitud, sobre todo a Marcus que ha pasado una situación complicada y Arevalo que ha sabido ser muy profesioal y adaptarse a nosotros lo más rápido posible. Hace un año estábamos con cara de disgusto por la plata y ahora, viendo la parrilla de salida, esto es como un oro y estamos muy contentos».
Szeged 2019 – K2 M 1000 – Cubelos + Peña – Plata
El castellano-manchego Paco Cubelos y el vasco Iñigo Peña han revalidado el título de subcampeones del mundo (3m.21s79) en una regata en la que han vuelto a demostrar su potente final. Se aseguran así la clasificación olímpica siendo segundos por detrás del K2 alemán que marca Max Hoff, ganador de una decena de medallas mundiales y tres en Juegos. Los españoles dejaron fuera del podio a embarcaciones rivales tan potentes como la checa en la palea Josef Dostal, medallista mundial en 9 ocasiones, o el húngaro Zoltan Kammerer, en 15.
– Paco Cubelos: «El objetivo está más que cumplido. Estamos muy satisfechos con la carrera que hemos hecho hoy, creo que ha sido nuestra mejor carrera. El principal objetivo era lograr la clasificación olímpica pero si podía ser acompañado de una medalla mucho mejor y lo hemos logrado así que más que satisfechos».
– Iñigo Peña: «Hemos hecho dos mundiales consecutivos siendo subcampeones del mundo y hoy la regata ha sido bestial, lo hemos clavado de principio a fin así que más no podemos pedir».
«De cara a Tokio creo que podemos ser una opción clarísima de medalla así que toca seguir trabajando porque queda un año muy duro por delante».
«Participar en el mayor evento deportivo a nivel mundial como son Los Juegos Olímpicos es un sueño cumplido».
Nota de prensa de la Federación Gallega de Piragüismo