Foto: McLaren

Redacción deportes, 12 mar (EFE).- La organización de la Fórmula Uno afirmó que su prioridad es «la seguridad de los aficionados, los equipos y el personal de la carrera» tras hacerse eco de la retirada de la escudería McLaren del Gran Premio de Australia por haber dado positivo en coronavirus uno de los miembros del equipo.

«Tras el resultado del test al miembro del equipo McLaren, la Fórmula Uno y la Federación Internacional de Automovilismo han estado coordinadas con todas las autoridades relevantes de cara a los siguientes pasos. Nuestra prioridad es la seguridad de los aficionados, los equipos y el personal de la carrera», declaró la organización del campeonato a través de su perfil en Twitter.

La escudería McLaren, en la que pilotan el español Carlos Sainz y el británico Lando Norris, anunció este jueves su retirada del Gran Premio de Australia de Fórmula Uno al haber conocido que un miembro del equipo había dado positivo en el test del coronavirus.

«La decisión se ha tomado por el deber de proteger no solo a los empleados y socios de McLaren, sino a todos los equipos y los aficionados», argumentó la escuadra británica en su comunicado, en el que explicaba que el miembro infectado había sido aislado y tratado por las autoridades sanitarias australianas.

Además del miembro del equipo McLaren, cuatro personas del equipo Haas se habían sometido a las pruebas del coronavirus por haber tenido síntomas, aunque la escudería estadounidense confirmó este jueves que los cuatro dieron resultado negativo, según informa la web Autosport.com.

Este jueves, en la rueda de prensa previa al inicio de los entrenamientos libres del viernes, el seis veces campeón mundial Lewis Hamilton (Mercedes), se mostró «sorprendido» de que la carrera siguiera adelante pese a la amenaza del coronavirus.

«Estoy realmente muy, muy sorprendido de que estemos aquí», dijo un Hamilton que recordó que la NBA de baloncesto se ha suspendido y al ser preguntado de nuevo afirmó, irónicamente, que «el dinero es el rey». «Espero que pasemos este fin de semana y no tengamos ninguna muerte», añadió.