Foto: Palencia Baloncesto

 

Aguardaba con ansia la afición del Chocolates Trapa Palencia la visita del Leche Río Breogán para medir el momento de su equipo en la competición y el encuentro no defraudó lo más mínimo a sus intereses.

Y es que los hombres de Carles Marco necesitaron de apenas 5 minutos para poder marcar las primeras diferencias de un encuentro en el que los lucenses habían aguantado sin excesivos problemas ante los primeros envites de su rival (11-11). Pero, a partir de ese momento, los palentinos se vinieron arriba a través de un torrente anotador del que se beneficiaron sus cinco jugadores en pista (25-17).

La buena faena del primer cuarto parecía tener continuidad con el comienzo del segundo y eso se tradujo en una sexta marcha por parte de los palentinos ante una afición que disfrutaba con el juego de su equipo.

Así, los palentinos comenzaron a romper el choque ante un Leche Río Breogán al que le costaba encontrar su mejor versión en ataque (48-29). Fue, tras el paso por vestuarios, cuando los gallegos lograron recuperar el caudal anotador habitual para meterse de lleno en el partido pero, en ese momento, la desventaja de la primera parte se convertía en una losa pesada a la hora de intentar optar al triunfo (71-53).

No bajaron los brazos los celestes pero, pese a ello, su rival no bajaba el piston para, con seis jugadores por encima de los dos dígitos de valoración, sumar el triunfo más valioso de este inicio liguero (90-76).