El Betis cosecha un empate aprovechando su superioridad numérica. La actuación de Petros clave para el punto logrado por los verdiblancos.

  • La expulsión de Jonny y las numerosas bajas en defensa condenan al Celta. Bongonda inauguró el marcador y Jorge Molina puso las tablas.

 

Real Betis: Dani Giménez; Piccini, Bruno, Westermann (Van der Vaart, min. 75), Varela; N’Diaye (Vadillo, min. 62), Petros; Joaquín, Dani Ceballos, Álvaro Cejudo (Jorge Molina, min. 55); y Rubén Castro.

RC Celta: Sergio Álvarez; Hugo Mallo, Cabral, Jonny, Planas; Augusto Fernández, Wass; Bongonda (Diego, min. 51), Orellana; Nolito (Guidetti, min. 87) e Iago Aspas (Borja Fernández, min. 76).

Goles: 

1-1, min. 82, Jorge Molina. 0-1, min. 25, Bongonda.

Árbitro: Alejandro José Hernández Hernández (Comité Las Palmas). Expulsó con roja directa al céltico Jonny. Además, amonestó a los locales Bruno, N’Diaye, Petros y Jorge Molina, mientras que a los visitantes Bongonda, Planas, Hugo Mallo, Nolito y Sergio Álvarez.

Incidencias: partido correspondiente a la 14ª jornada de la Liga BBVA disputado en el Estadio Benito Villamarín ante 33.762 espectadores

 

Mal encuentro en líneas generales el que se vivió ayer en el Villamarín. Primero porque el Celta, plagado de bajas en defensa y medular, fue un conjunto diferente al que nos tiene acostumbrados. El buen fútbol desplegado en otras citas brilló por su ausencia en el Villamarín, aunque si hubo destellos de calidad en las botas de Nolito y Daniel Wass. Mejoró el bagaje defensivo olívico, que a pesar de las bajas, cumplió con creces. También volvió a verse la mejor versión de Sergio Álvarez. El “Gato de Catoira” volvió a salvar a los suyos en el primer tramo de encuentro.

Los béticos, por su parte, no pudieron romper su mala racha como locales y desaprovecharon una oportunidad de oro ante un rival en inferioridad y plagado de ausencias. Mal encuentro de los verdiblancos con Rubén Castro y Joaquín prácticamente desaparecidos. Tan solo Petros intentó romper el gafe de resultados ante su afición. El brasileño rozó la perfección en un encuentro en el que sus compañeros no estuvieron a su mejor nivel.

El choque arrancó con los locales buscando la meta de Sergio. El cancerbero vigués tuvo que intervenir en dos ocasiones para desbaratar dos claras oportunidades rivales. Primero, sacando una fantástica mano a un potente disparo de Rubén Castro para renglón seguido, desbaratar un mano a mano de N`Diaye. Se durmió el centrocampista, que no pudo aprovechar una magnífica asistencia del autor de la anterior ocasión.

Tras los primeros compases de asedio bético, llegó la réplica del Celta, que se fue a por el partido. Wass se hizo dueño y señor de la medular y secó por completo a Dani Ceballos. Anulada la creación bética, los de Pepe Mel se dedicaron a buscar el gol a cuentagotas y sin apenas oportunidades claras. Bongonda perforaba la meta de Dani Giménez, al aprovechar un pase entrelíneas de Nolito. El gaditano se sacaba de la chistera una magnífica asistencia a la espalda de los centrales, que despistados, solo pudieron observar como el belga anotaba a placer.

El tanto hizo más daño al Betis, que no logró recomponerse en la primera mitad y que seguía viendo como sus futbolistas de referencia se diluían sobre el césped. El guión, eso sí, deparaba una sorpresa nada más iniciarse la segunda mitad, que a la postre sería decisiva para el empate verdiblanco.

El control olívico saltó por los aires al inicio del segundo período. Petros presionó a Jonny. El lateral, reconvertido a central a causa de las bajas, cometió un error y derribó al brasileño. El colegiado expulsaba al futbolista vigués al entender que era cortaba una ocasión manifiesta de gol y dejaba al Celta con un hombre menos y con 43 minutos por delante para defender el resultado.

El Betis se volcó entonces en ataque, pero con más corazón que cabeza y sin generar apenas ocasiones manifiestas de gol. Joaquín tuvo la más clara en un lanzamiento de falta que se estrelló en el palo. El resto fueron oportunidades y disparos sin mucho rigor, que no generaban peligro. Diego Alende, que había entrado en lugar de Bongonda tras la expulsión de Jonny, cumplió con creces. Al igual que Augusto y Wass, que realizaron una gran labor defensiva.

El empate andaluz llegaría en una nueva jugada de Petros, que asistía a Jorge Molina, que igualaba la contienda y echaba por tierra el buen trabajo defensivo del Celta durante más de media hora. El encuentro estaba empatado y ahí parecía que se iba a quedar. Tuvo Nolito la réplica acto seguido, pero no estuvo acertado y el resultado ya no se movió.

El empate deja al Celta en 4ª posición una semana más. Los olívicos dejan escapar a los tres de cabeza, pero mantienen su pulso por la plaza de Champions. El Betis, por su parte, sigue sin ganar en el Villamarín, pero se mantiene en la zona media de la tabla.

Foto: LFP

Javi Taboada Valdés – Los otros 18