Ficha Técnica
Nàstic de Tarragona: Dimitrievski, Kakabadze, J. Jiménez, Xavi Molina, Fali (Gaztañaga, 61’), Assoubre, Maikel M.(Juan Muñiz, 74’) , Álvaro (Dumitru Cardoso, 85’), Tete, Tejera, C. Arzo.

CD Lugo: Juan Carlos, Leuko, Kravets, J. Malagón, C. Pita, Bernardo, N.I. Seoane, Mario Barco (Chuli, 54’), A. Campillo, Jaime (Cristian H., 68’), N. Albarracín (F. Vico, 46’).

Goles 1-0, Maikel M. (14’); 2-0, Juan Muñiz (75’); 3-0, Tete (90+4’).

Árbitro: Jorge Figueroa Vázquez (Colegio andaluz). Tarjetas Amarillas a C. Pita (66’), Tejera (69’), Tete (72’), Álvaro (72’) y Kravets (72’).

Incidencias: Partido correspondente a xornada 33 da LaLiga 1|2|3 xogado no Camp Nou Estadi ante unhos 6.047 espectadores.

 

Con el campeonato iniciando la recta final y con los resultados de la jornada sobre la mesa, arrancaba en el Nou Estadi un partido con gran importancia para los intereses clasificatorios de ambos equipos. El Lugo tenía una buena oportunidad para sellar la salvación y comenzar a engancharse a ese grupo de equipos que luchan por el play off, mientras que el Nàstic necesitaba los puntos para mantener las distancias con los puestos de descenso. Mostró ambición en su planteamiento el Lugo, pero el que encontró oro en las transiciones fue el Nàstic.

El conjunto albivermello puso desde el pitido inicial sus principios sobre la mesa. Controlaban el esférico los de Francisco, que además incomodaron mucho la salida de balón del Nàstic con una presión alta. No pisó apenas el campo lucense el cuadro de Nano Rivas y el peligro lo llevaba el CD Lugo, que en una contra conducida por Albarracín en primera instancia en la que luego el balón pasó por los pies de Campillo, Jaime y Leuko, tuvo la primera aproximación clara del partido. Fue un aviso al que los granas respondieron de manera letal: prácticamente en la siguiente jugada una contra de Álvaro por la banda izquierda acababa con un gol de Maikel Mesa de cabeza. Un duro e inmerecido golpe para el Lugo, que iba a tener que nadar contra corriente.

La propuesta rojiblanca siguió apostando por apoderarse del balón y buscar las bandas de Albarracín, Jaime y un Leuko muy activo en ataque. Los locales esperaban atrincherados a la busca de una contra con la que aumentar el tamaño de la herida, como la que tuvo Tete en el minuto 37 que Juan Carlos salvó metiendo una pierna magistral. Y esa fue la historia de una primera parte que finalizaba con 1-0, en la que el Lugo tuvo el balón, pero el Nàstic supo aprovechar sus ocasiones a la contra. Restaban 45 minutos para buscar traducir la posesión en goles y dar la vuelta al marcador.

Francisco no esperó a que pitase Figueroa Vázquez la reanudación para realizar el primer movimiento de piezas. Fede Vico suplía a Albarracín, el cordobés iba a disponer de 45 minutos para intentar ayudar al equipo a dar la vuelta al resultado. No fue el único cambió que tuvo que realizar el entrenador Almeriense en el arranque de la segunda mitad, pues apenas transcurridos cinco minutos tuvo que entrar Chuli por Mario Barco, tras lastimarse el hombro el calagurritano. Parecía que a perro flaco todo eran pulgas en Tarragona para el Lugo.

El Lugo seguía siendo amo y señor de la pelota, pero las imprecisiones en los metros finales le impedían generar ocasiones. Los albivermellos tardaron 15 minutos en conectar un disparo entre los tres palos, fue un golpeo desde la frontal de Pita que atrapó Dimitrievski acomodando el balón contra el pecho. Los lucenses no estaban cómodos con el planteamiento del Nàstic, en un partido que se fue volviendo bronco y en el que la rapidez de los atacantes granas era una amenaza constante a la contra. Para más INRI la misión se tornó en casi imposible cuando un recién ingresado en el verde, Juan Muñiz, ponía el 2-0 en el marcador.

Fue la puntilla para un Lugo que no había encontrado el acierto de cara a portería como si hizo su rival. Tan efectivo fue el Nàstic, que incluso firmó un tercer gol en su cuarto remate entre los tres palos, sellando un 3-0 muy cruel con los méritos lucenses.

 

CDLugo/LaLiga

Comentarios