El Monbus Obradoiro continúa con la ronda de presentaciones oficiales ante los medios y esta mañana ha sido el turno del base Kartal Ozmizrak, que ha tenido lugar en Moonoff, miembro del Club de Empresas Obradoiro.

 

José Ramón García, miembro del Consejo de Administración del Monbus Obradoiro, ha sido el primero en intervenir: «Os quiero dar la bienvenida a Moonoff, una compañía que se dedica a la fabricación de iluminación LED, fundamentalmente para alumbrado público. Es una de las empresas que apuesta por el club y por eso nos ilusionaba presentar aquí a una de las nuevas caras. Sobre esta temporada, seguimos en una situación de desconcierto y con muchas incógnitas, pero estamos muy ilusionados. Cada vez que presentamos un jugador nuevo lo hacemos con la misma ilusión de pensar que cada temporada hemos preparado al mejor equipo. Hoy presentamos a Kartal que estamos seguros de que aportará todo y más al equipo».

 

El club y Kartal Ozmizrak estarán unidos para las dos próximas temporadas. Este base de 1,89 metros y 24 años procede del Darussafaka, con el que ha promediado 9.0 puntos (47.3% en tiros de dos, 34.7% en triples y 78.6% en libres), 3.6 asistencias y 1.1 recuperaciones en 21.5′ en la Liga Turca, y 6.8 puntos y 1.9 asistencias en 18.2′ en la Eurocup.

 

El director general del club, José Luis Mateo, ha destacado sobre el jugador que «incorporamos a un base que, a pesar de su juventud, ya tiene una gran experiencia, pues desde muy joven ya jugaba minutos importantes en la élite. Aparte de la amenaza ofensiva o la lectura del ‘pick and roll’, su carácter sumará para el equipo. Este carácter al que aludo que tiene estoy convencido de que le va a ayudar a sobreponerse de la lesión que sufrió en el primer partido de preparación, a los pocos días de empezar a entrenar con el equipo. Esta será también su primera experiencia fuera de su país, donde el baloncesto y la cultura son diferentes, por lo que deberá hacer un importante esfuerzo de adaptación».

 

Por su parte, el jugador ha comenzado explicando cómo se siente tras su lesión en el tobillo derecho: «Lo peor que le puede pasar a un deportista es lesionarse. Amas tu trabajo y no puedes llevarlo a cabo. Soy nuevo, tengo que demostrar lo que valgo ayudando a mis compañeros y no puedo hacerlo ahora mismo. Es duro, pero trato de mantenerme positivo y fuerte. Espero poder estar con ellos muy pronto».

 

El base turco ha confesado sentirse «muy emocionado y feliz de poder estar aquí. A lo largo de mi carrera siempre tuve como objetivo venir a jugar a España y, por eso, estoy muy agradecido por esta oportunidad. Obviamente me gustaría haber empezado mejor, sin esta lesión, pero espero poder recuperarme lo antes posible para poder ayudar a mis compañeros en la pista».

 

Kartal es muy consciente de lo que significa este equipo para Santiago: «Sé lo importante que es este equipo y este club para la ciudad y para todos los santiagueses. Esta temporada además es el 50 aniversario del club y por eso me emociona todavía más. Creo que tendremos una gran temporada juntos».

 

Acerca de sus primeras impresiones desde que ha llegado, el jugador ha destacado que «cuando hablé con Moncho me dijo que el Obra es como una familia. Para mí lo más importante en un equipo es sentir que formo parte de una familia, no solo de un equipo de baloncesto. Y veo que esto es así aquí. Vengo de jugar en Turquía cinco años y me sentía en familia, por eso quería que el cambio fuese también para algo similar en ese sentido. Llegué aquí y comprobé que en el Obra son familia y me hicieron sentirme parte de esa familia desde el primer momento».

 

Sobre la forma de juego obradoirista, el base explica que «antes de firmar, vi varios partidos y entendí la forma en la que jugamos. Moncho también me explicó la filosofía, por eso no me sorprendió nada en concreto al llegar. Tenía ganas de saber más sobre esta forma de juego. Si la comparo con la de otros entrenadores, aquí jugamos un baloncesto diferente, con muchos bloqueos, se mueve mucho el balón… Moncho tiene muy claro a qué y cómo quiere jugar. Y eso es lo que tenemos que hacer».