Foto: Ana Domínguez

Al término de la segunda jornada de la Vuelta a Zamora el argentino Julián Barrientos subió al podio para enfundarse el maillot de líder de la montaña y si en esta ronda hubiese premio de la combatividad también se lo habría llevado. El corredor élite del Vigo-Rías Baixas estuvo presente en varias escapadas y un pinchazo frustró a menos de 30 kilómetros para la meta una cabalgada suya en solitario. Cuatro corredores de la estructura presidida por José Luis Chamorro terminaron la etapa con el mismo tiempo que el ganador al esprint en Cabañas de Sayago.

En la primera fuga del día ya estuvo presente Barrientos. Este intento se formó en el km 11, pero el ritmo del pelotón lo anuló antes de alcanzar el km 20. El argentino reapareció en cabeza en el ecuador de los 141 kilómetros de recorrido y por el alto de Alto de Corrales del Vino, de 3ª categoría en el km 102, pasó en cabeza junto a Sergio Torres (Ginestar) y con unos segundos de ventaja respecto al resto de escapados.

Diez corredores integraron esta aventura que llego a disfrutar de 2 minutos de margen sobre el pelotón. En el Alto de Valparaíso, de 3ª categoría en el km 113, se repitió el orden de paso del anterior puerto. A continuación, Barrientos probó fortuna de forma individual y a la altura del km 117 sufrió un pinchazo que lo reintegró en el grupo principal.

En el día de los argentinos Tomás Contte (Mutua Levante) impuso su punta de velocidad en una llegada masiva. Carlos Cobos (19º), Jorge González (22º), Samuel Blanco (29º) y Barrientos (66º) entraron en el pelotón. No hay cambios en la general y los jefes de filas del Vigo-Rías Baixas continúan a 50 segundos de los ciclistas del Lizarte que dominaron la contrarreloj por equipos inaugural.

Barrientos lidera la Montaña con 6 puntos, dos más que Torres. Este jueves defenderá su primer puesto en las tres ascensiones puntuables, dos de 2ª categoría, de los 135 km entre San Mamed y Rabanales. Será un contacto con la media montaña en la víspera de la etapa reina.

Nota de prensa del CC Vigo-Rías Baixas

Comentarios