Cerrada ya la temporada 2019, Jorge Prado ha estado en la sede de la Real Federación Motociclista Española compartiendo un rato con periodistas del motor, valorando su magnífica temporada, el resultado de España en el Motocross de las Naciones y sus objetivos para el 2020.

Jorge se proclamó campeón del Mundo de MX2 en Uddevalla, Suecia, después de hacer un año espectacular. A pesar de un inicio un poco complicado por la lesión en su hombro izquierdo que le hizo perderse la carrera de Gran Bretaña, volvió para ganar las dos mangas de Matterlay Basin. A partir de ese momento fue victoria tras victoria. «No imaginaba que las cosas fueran a ir tan tan bien. Sabía que iba a ganar mangas porque ya lo había hecho el año pasado pero las cosas han salido muy bien. Cuando me lesioné fue un momento difícil porque no sabíamos cómo iba a volver ni cuándo. Pero me esforcé, entrené y volver ganando me hizo coger mucha confianza. Ser muy constante me hizo recuperar la placa roja rápidamente«.

«Solo unos fallos nos alejaron de conseguir algo importante en el MXoN»

Este fin de semana se celebró el Motocross de las Naciones en Assen. Las condiciones de pista fueron excesivamente difíciles, lloviendo sin parar y dejando el trazado impracticable. Pero allí estaba Jorge para dejar con la boca abierta a todos los asistentes. «Fue un evento muy bueno para mí, sacamos cosas positivas y conclusiones para el año que viene. La decisión de correr con la 450 fue del equipo pensando ya en el 2020 y también con la gente de la Federación al llevar a un equipo muy competitivo, con Iker Larrañaga en MX2 y Carlos Campano en MXOpen«.

En líneas generales Jorge terminó muy satisfecho de su actuación en Holanda pero solo unos pequeños fallos le alejaron a él y al equipo de terminar en una mejor posición. «Sabía que iba a ser una carrera complicada. Iker y Carlos no están acostumbrados a rodar en arena pero sobre todo Carlos me sorprendió mucho. Ambos hicieron su papel e incluso más porque Campano salió a la segunda manga lesionado e hizo lo que pudo«. Preguntado por las posibilidades de España en próximas ediciones del MXoN Jorge ha sido sincero: «creo que podríamos hacer un top cinco teniendo una pista en mejores condiciones. Para ello los tres tendríamos que hacerlo casi perfecto. Las Naciones es una carrera muy complicada en la que se tienen que tener en cuenta muchas cosas. Por ahora el pódium nos queda lejos pero confío en que España pueda estar ahí algún día porque vienen por detrás muchos pilotos pisando fuerte«.

La RFME apuesta por el Motocross

A este respecto Jorge no ha escatimado en elogios hacia el trabajo de la RFME. De un tiempo a esta parte, la Federación está haciendo un gran esfuerzo para tener equipos Junior en todas las disciplinas y el Motocross es una de ellas. Gracias a esto, son muchos los pilotos que optan a competir en el Campeonato de Europa. Jorge ha destacado que «cuando gané el Mundial de 65cc nadie estuvo conmigo. Te ponían un cartel como que eras de España y ya está. Hace tres años no teníamos ni ropa para ir a las Naciones, íbamos con furgonetas, sin ningún tipo de imagen. Desde hace dos años disfruto de ir al MXoN representando a España porque estás en familia, las ganas, la organización, la imagen… todo es espectacular«. Para ello ha jugado un papel muy importante el trabajo de varios miembros de la Federación como Jonatan Villa y Paco Rico «son gente de Motocross, que les apasiona esta disciplina y se nota en cada cosa que hacen. Yo cuando entraba en pit no solo había gente de KTM a mi alrededor sino que también estaban ellos para ver qué me hacía falta. Quieren que los pilotos nos sintamos bien, que no nos falte de nada«.

En 2020 el título complicado pero, ¿por qué no?

Jorge se sintió muy bien con la 450 en las Naciones. «Para haber rodado tan poco con esa moto la verdad es que me sentí cómodo pero tenemos que trabajar durante la pretemporada para ponerla como a mí me gusta, para dejarla perfecta. Para Assen solo me acoplaron las suspensiones pero hay que trabajar mucho sobre ella«. Durante el invierno el del Red Bull KTM probará también la 350 y decidirá con cuál competirá de cara al 2020 «pero creo que, por mi forma de pilotar, me irá mejor la 450«.

El próximo año Jorge tendrá electrónica en su moto, algo con lo que no contaba con la 250 pero piensa que «el piloto puede ganar a la electrónica aunque reconozco que con ella todo es mucho más fiable. Si encuentro el punto perfecto creo que podré salir mejor con la 450 aunque en la KTM tenemos no hay tanta electrónica como la gente puede pensar. Todavía el factor gas-piloto es determinante».

Jorge quiere ir paso a paso pero su ambición es tanta que no descarta luchar por el título. «Soy un piloto que siempre sale bien. Saliendo primero o en cabeza te da mucha ventaja. Soy bueno en las primeras vueltas y de cara al año que viene, si seguimos trabajando de la misma manera, puedo ser un piloto muy competitivo, el título es complicado pero, ¿por qué no?«. Luchará codo con codo con Tony Cairoli que ha sido su referencia en los últimos tiempos. El gallego cree que su relación con el italiano puede cambiar dependiendo de sus resultados pero es algo que no le inquieta.

Lo que es seguro es que Jorge va a trabajar desde ya para estar delante la próxima temporada. Sabe que es una referencia Mundial y, como no, de España. El efecto Jorge Prado se nota y el Motocross en nuestro país «está mejorando a pasos agigantados y todo ello es gracias a él y al esfuerzo de su familia desde que era pequeño» ha cerrado Manuel Casado, presidente de la RFME, quien también ha comentado que se sigue negociando para que en 2020 haya un MXGP en España. «Existen varias alternativas y nuestra intención es cerrarlo en breve«.

Fotografías: Lluis Llurba