Boston (EE.UU.), 25 dic (EFE).- Otra exhibición encestadora del base Kyrie Irving y el alero Kevin Durant dejó a los Nets de Brooklyn con triunfo a domicilio por 123-95 ante los Celtics de Boston, en el tercer partido de la jornada especial del Día de Navidad, de la NBA.

Irving, que dominó en todas las facetas del juego en los 33 minutos que estuvo en la pista del TD Garden, anotó 37 puntos, incluidos siete triples de 10 intentos, repartió ocho asistencias y capturó seis rebotes.

«Tenemos que continuar los enfrentamientos porque estamos en la misma división, lo que significa que no hay ningún tipo de motivación especial en los duelos», declaró Irving, quien antes de firmar con los Nets como agente libre en 2019 fue jugador de los Celtics.

Por su parte Durant llegó a los 29 puntos y el escolta-alero reserva Caris aportó otros 10 tantos para completar la lista de los tres jugadores de los Nets (2-0) que tuvieron números de dos dígitos.

El pívot Jarrett Allen, que salió de reserva, surgió como el mejor jugador dentro de la pintura y se quedó a las puertas de un doble-doble tras aportar nueve puntos, 11 rebotes -seis defensivos-, y cuatro tapones, en ambos apartados estadísticos acabó como líder del equipo.

El nuevo entrenador de los Nets, el debutante canadiense Steve Nash, ante el dominio de su equipo, decidió darle minutos a 15 jugadores que llevó a Boston.

Como sucedió en el partido de debut ante los Warriors de Golden State, el ataque de los Nets se convirtió en una máquina de hacer puntos con un saque rápido y juego de transición que desbordó a la defensa de los Celtics al utilizar también los tiros desde fuera del perímetro.

Los porcentajes del 54% (41-7) en los tiros de campo; el 52% (15-29), de triples, y el 84% (26-31) no dejaron ninguna duda de la inspiración y eficacia encestadora de los Nets, comparados a los 38 (37-98), 30 (8-27) y 68 (13-19), respectivamente, de los Celtics.

El escolta Jaylen Brown con 27 puntos, ocho rebotes y tres asistencias, fue el líder del ataque de los Celtics (1-1), mientras que el ala-pívot Jayson Tatum llegó a los 20 tantos como segundo máximo encestador.

Pero no tuvo su mejor inspiración encestadora al fallar 13 de los 22 tiros de campo que hizo, incluidos cuatro intentos de triple, además de capturar ocho rebotes, repartió dos asistencias y perdió tres balones.

El partido, que llegó al descanso con ventaja de los Celtics por 54-51, se rompió en el tercer periodo cuando Durant anotó 16 puntos y los Nets lo acabaron con un parcial de 23-35 y el global de 77-86, que incrementaron al inicio del cuarto, sin que el equipo de Boston pudiese luego remontar.

Horas antes que diese comienzo el partido, los Celtics informaron de que el legendario exjugador y entrenador del equipo de Boston, K.C. Jones, quien ganó 12 títulos de liga con el equipo, había fallecido a los 88 años, sin que se diesen a conocer las causas de su deceso.

Toda la familia de la NBA, encabezada por el comisionado Adam Silver, expresaron su tristeza tras conocerse el fallecimiento de Jones, mientras que alababan tanto la trayectoria profesional como personal.

El legendario Bill Russell, excompañero de universidad y con los Celtics, a través de su página de Twitter expresó la gran amistad que ambos mantuvieron durante 60 años.

«Mis condolencias y oraciones para su familia», expresó Russell, con quien logró la triple corona de ser campeón universitario, de la NBA y oro olímpico con el equipo nacional de baloncesto de Estados Unidos. «El respeto y cariño que nos teníamos era algo muy grande que nos hizo ser amigos para siempre».

Todos los jugadores de los Celtics que estuvieron bajo su dirección expresaron, a través de las redes sociales, los mismos sentimientos de respeto, admiración y reconocimiento a sus grandes conocimientos como profesional y hacia su persona.