[alert type=”danger”]

CD Barco: Cabanelas, Sito (Tato, min 83), Isi, Cristóbal, Omar, Rubén García, Ivi Vales, Ñiles (Cassio, min 68), Mitogo, David Álvarez e Iván Argos (Raly, min 62).

Villalonga FC: Marcos, Jose, Rey, Adrián Santos, Brian, Mou (Aarón, min 68), Melchor, Rocha, Rafa (Padín, min 54), Hugo y Javi (Nico, min 25).

Goles: 1-0, min 43, Ivi Vales, tras un saque de esquina de Rubén; 1-1, min 82, Aarón.

Árbitro: Miguel Ferrol (Santiago). Amonestó a los locales Isi, Rubén García e Ivi Vales y a Jose, Melchor y Hugo, en el Vilalonga.

Incidencias: Calabagueiros, tarde de fuerte calor, con 700 espectadores en el estadio.

[/alert]

 

El Villalonga se hizo con un inesperado punto en la visita al campo del Barco que abría la liga. Es un premio valioso teniendo en cuenta el empuje del equipo ourensano, traducido en buenas ocasiones de gol que entre el portero Marcos, la defensa o la simple mala definición de los locales propiciaron que se llegara a los minutos finales del partido con un único tanto en el marcador.

Y el Villalonga aprovechó la que tuvo, en un balón que Aarón recogió en el área y que convertiría en el tanto de la igualada tras marcharse de su marcador y superar al guardameta Cabanelas. Conseguido el objetivo, el conjunto celeste le volvió a echar el cerrojo a su área y supo proteger en los cinco minutos de prolongación el botín que había arañado.

Como se esperaba, el Barco dominó y llevó la iniciativa, con un Ñiles muy incisivo por la banda derecha. Los de Javi Rey se fueron arriba y dispusieron de una docena de córners en la primera parte. Aprovecharon uno de los últimos para abrir el marcador, al cabecear Ivi Vales el balón colgado por el lanzador Rubén García.

El Villalonga resistía las acometidas y en los primeros compases de la reanudación intentó dar la réplica en una clara ocasión que no llegaría a la red. El conjunto valdeorrés volvió a la carga, con opciones para Argos, Mitogo o Ñiles que acabaron por convertir en héroe al guardameta Marcos Bermúdez.

En el 70 entró Aarón por Mou en una apuesta en busca del empate y poco después de que el árbitro detuviese el partido por segunda vez para que los jugadores se refrescaran, llegó el tanto de la igualada.

El Villalonga podrá disfrutarlo con sus aficionados el próximo fin de semana en el partido de rivalidad contra el Céltiga en el campo de San Pedro. Al Barco le toca resarcirse en el derbi ourensano ante el Arenteiro en Espiñedo.

Foto: Jesús Regal

Comentarios