Foto: CB Breogán

EFE. El pívot del Breogán Henk Norel podría estrenarse con el conjunto gallego el próximo domingo ante el Fuenlabrada después de un largo periodo de baja de seis meses por una lesión de rodilla que le obligó a pasar por quirófano. “Norel ha empezado a entrenar con el equipo, es un jugador grande y su proceso va lento pero va. Vamos a ver si nos puede ayudar. Todos tenemos que ayudar”, ha explicado este viernes su entrenador, Tito Díaz, que asumió las riendas del equipo gallego esta semana tras la destitución de Natxo Lezkano.

Norel, uno de los más valorados de la temporada pasada en la ACB, tuvo que someterse en septiembre a una artroscopia para solucionar sus molestias de rodilla. En uno de los primeros entrenamientos de la pretemporada, Norel sufrió un golpe fuerte en un rebote y se resintió de los problemas que ya había presentado en la articulación afectada.

Tras pasar una primera revisión médica en Vitoria, surgieron dos opciones: un tratamiento conservador con infiltración o una artroscopia para limpiarle dos bolsas de grasa que le debilitan la rodilla. Primero se optó por la infiltración, aunque el club gallego ya era consciente de que si la rodilla no respondía tendría que someterse a una artroscopia y ahora, seis meses después de haber pasado por el quirófano, parece estar en condiciones de reaparecer. El club gallego dispone de una plaza para inscribirle tras la salida del norteamericano Elijah Millsap esta semana.