Dovizioso gana la partida a Marc Marquez en Qatar y se impone en la primera carrera de la nueva temporada en un podio completado por un gran Valentino Rossi dispuesto a dar guerra una temporada mas.

Dovizioso es el primero en ganar en esta nueva temporada de motociclísmo, un campeonato que nos parece una continuidad del anterior con los mismos protagonistas que en la última carrera de la temporada pasada.

La elección de los neumáticos fue clave. Las Ducati arrancaron con una pequeña ventaja, una estrategia que obligo a Petrucci y Dovizioso a ser muy cautelosos en las primeras vueltas. Zarco fue el primero en tomar las riendas del pelotón y decidió tirar de sus perseguidores. Un grupo formado por Márquez, Rossi o Pedrosa entre otros.

Todos marchaban a un gran ritmo, algo que permitía a Dovizioso mostrar todas sus cartas y ya en el primer ataque lograba adelantar a Rossi. No dado por satisfecho el piloto italiano fue a por Márquez y no cesó en su empeño hasta sobrepasar al piloto español.

Con esta nueva situación, Rins, que arriesgaba, quedaba eliminado al salirse de la pista igual que Lorenzo mientras que Viñales tenia problemas. Mientras todo esto ocurria en los puestos de atrás , en la delantera Zarco seguía a lo suyo y en cabeza marcaba el ritmo de la carrera. Pero poco a poco el francés veía como sus rivales le venían pisando los talones. Fue entonces, cuando más apretaba los perseguidores, cuando Dovizioso puso toda la carne en el asador y pronto se ponía por delante. Márquez no iba a ser menos y tambíen se lanzaba logrando ponerse segundo.

Faltaban cuatro vueltas y la lucha se centraba en Dovizioso y Márquez con un Valentino Rossi al acecho para aprovechar algún error que nunca llegaría. Pasaban las vueltas y Dovizioso aguantaba o mas bien llevaba a raya al ilerdense hasta lograr alzarse con el primer trofeo de la temporada. Márquez por su parte finalizaba segundo y Rossi completaba el podio.

Viñales finalizaba la carrera en sexta posición y Pedrosa lo hacia como séptimo. Lorenzo no terminaba por caída y tampoco llegaba a buen puerto Pol Espargaró por una avería.