Kimi Raikkonen, finalizó cuarto en el Gran Premio de Bélgica, consiguiendo de esta manera su mejor resultado en lo que va de temporada. Su compañero Fernando Alonso salvó algunos puntos al quedar séptimo.

 

Kimi Raikkonen, finalizó cuarto en el Gran Premio de Bélgica, consiguiendo de esta manera su mejor resultado en lo que va de temporada. Su compañero Fernando Alonso salvó algunos puntos en una carrera ya comprometida antes de que comenzara por un problema en su F14 T por el que los mecánicos se tuvieron que quedar en la parrilla más tiempo del permitido y por el que el español recibió una sanción de stop&go. Fernando vio la bandera a cuadros en octava posición, pero una sanción postcarrera impuesta a Kevin Magnussen le promocionó hasta la séptima. Con la pareja de Mercedes enzarzada, el camino se quedó despejado para el Red Bull de Daniel Ricciardo, que acabó consiguiendo su tercera victoria de la temporada. El australiano estuvo acompañado en el podio por Nico Rosberg, segundo para Mercedes, y Valtteri Bottas, tercero para Williams.

El monoplaza de Fernando no se ponía en marcha cuando llegó el momento de dar la vuelta de formación y los mecánicos se tuvieron que quedar en la parrilla más tiempo del autorizado para resolver el problema. En la salida, Sebastian se coló momentáneamente entre los Mercedes de Lewis Hamilton y Nico Rosberg, que salió lento desde la pole, pero al final de la primera vuelta los dos primeros puestos ya estaban una vez más es manos de los coches plateados. La batalla interna en Mercedes acabó con Rosberg tocando con su alerón delantero, que resultó dañado, el monoplaza de Hamilton, que acabó con un pinchazo que arruinó su carrera.

En la vuelta 7, la distancia entre el líder Rosberg y Kimi, sexto, era tan sólo de cuatro segundos. Bottas y su Williams pasaron una vuelta más tarde a Fernando, dejando a los dos Ferraris quinto y sexto. Los comisarios anunciaron un stop&go de cinco segundos para Alonso después de que sus mecánicos se quedaran en la parrilla de salida tras la señal de quince segundos. El líder provisional, Bottas, pasaba por boxes en el giro 12, seguido de Fernando, que cumplía con la sanción y montaba un juego nuevo de neumáticos. El español dejaba el garaje en décima posición, pero pronto pasaba al Force India de Sergio Pérez para ponerse noveno. Kimi, entre tanto, llegaba a ponerse segundo gracias a haber anticipado su parada en boxes y llevaba a cabo su primer cambio de neumáticos en la vuelta 21. La segunda vez que anticipó la parada, no fue tan beneficiosa, en el momento en que Rosberg y Bottas, con neumáticos más nuevos, le superaron y acabaron por apearle del podio.

Fernando efectuaba su segunda parada en boxes en la vuelta 25, montando un juego de neumáticos Medios y reincorporándose noveno. En las últimas vueltas de la carrera, se metió en una lucha cerradísima por el quinto puesto a las espaldas de Kevin Magnussen (McLaren) y delante de Jenson Button (McLaren) y Vettel. El cuarteto luchaba con uñas y dientes, llegando los cuatro a ponerse a la misma altura. El de Ferrari perdió la posición con Button, pero la recuperó en uno de los momentos más emocionantes de la carrera. Luego, sin embargo, Fernando perdía terreno en la última vuelta cuando, peleando con Vettel en la curva 1, el español perdía una parte del alerón delantero de su F14 T en un toque entre los dos campeones del mundo, cayendo hasta la octava posición. Al final de la carrera, las maniobras defensivas de Magnussen sobre Fernando se consideraron fuera de reglamento y el danés recibió una sanción de veinte segundos que promocionaba al ferrarista hasta la séptima posición.

Sobre una pista en la que la falta de velocidad punta del F14 T hacía presagiar un fin de semana difícil, el nivel de rendimiento de Kimi y Fernando durante las 44 vueltas de carrera fue mejor de lo que se podía esperar, demostrando que el equipo sigue progresando; una buena señal de cara a la importantísima carrera de casa de Monza, que se disputará dentro de dos fines de semana.

formula1.ferrari.com