El COB  lidera la competición con 10 victorias y 5 derrotas, empatado con el Breogán, mientras el Actel Força Lleida ocupa la 8ª posición con 9 victorias y 7 derrotas. Los ourensanos con aire de revancha tras la dura derrota sufrida en la primera vuelta.

 

Esta mañana, en el Centro Médico El Carmen, tenía lugar la rueda previa al choque entre Club Ourense Baloncesto y Força Lleida en la que el entrenador de club Ourense Baloncesto, Gonzalo García de Victoria, comparecía ante los medios y decía que en el seno de la plantilla había cierto halo de venganza por el partido de ida por lo que pudo significar aquella derrota con «una canasta inverosímil de Simeón a falta de 9 décimas tras una falta a Fieler que no se pita».

 

Tanto catalanes como  gallegos llegan al partido de mañana con 3 victorias en los últimos 3 partidos pero con sensaciones de juego diferentes. En la plantilla tienen claro que desde el partido de ida la plantilla ha mejorado mucho, tanto en ataque como defensivamente , » tenemos que ser fieles a nuestro estilo, hay que estar muy bien atrás ya que son un equipo que juegan muy bien el bloqueo directo, también tiene buenos tiradores y para completar un muy buen juego interior capaz de anotar y de generar».  Guerra, Alzamora, Kaufman o el ex-cobista Javi Múgica que está en su mejor momento algunas de las armas con las que los catalanes llegan a Ourense para repetir la hazaña de la primera vuelta o cuando menos a competir. 

 

Semana difícil en cuanto a entrenamientos por culpa de la gripe que sufre buena parte de la plantilla « llevamos dos semanas con muchos problemas,  la semana pasada fue Pedro Rivero, esta Guille Rejón después de Palencia estuvo bastante mal y se quedó hasta el lunes cama, Edu Martinez no entrenó esta semana hasta hoy al igual que Fieler que parece que la está padeciendo ahora, nos ha pillado fuerte. A ver como estamos el viernes a nivel de efectivos». 

 

El técnico del Força Lleida, Joaquin Prado, admite que a pesar de las últimas victorias «el equipo tiene que dar un paso adelante en el ataque. Hemos tenido un paro en la evolución del ataque debido a varias semanas de lesiones en perímetros y de planificaciones atípicas con días de vacaciones y de fiesta. Esta semana hemos podido estar todos desde el martes y hemos recuperado la buena línea «. Sin embargo Prado ve en el Ourense «un rival muy difícil, que está muy fuerte en casa y que nos costará muchísimo. Confiamos en competir, como hemos hecho en 15 de los 16 partidos jugados hasta ahora y, si tenemos opciones de victoria, aprovecharlas «.