Este viernes ha tenido lugar en el Centro Médico El Carmen la rueda de prensa de Gonzalo García de Vitoria, entrenador de Club Ourense Baloncesto, previa al partido entre Liberbank Oviedo Baloncesto y Rio Ourense Termal correspondiente a la Jornada 21 de la LEB Oro y que tendrá lugar este sábado desde las 18:30 horas en Pumarín (Oviedo).

 

El entrenador del equipo ourensano comenzaba ensalzando al conjunto ovetense: «Llevan ya muchos años creciendo y aspirando a poder dar una sorpresa final y los veo claros candidatos a meterse en la Final Four. Tienen una plantilla muy compensada, con jugadores de una gran calidad a pesar de las bajas que han tenido y han fichado muy bien».

Foto: Carlos Domarco

El Oviedo tiene un equilibrio ofensivo y defensivo muy bueno, tienen excelentes reboteadores y anotadores desde el perímetro «y además de todo esto tienen un campo en el que es muy complicado ganar, por eso no me sorprende que están ahí». El equipo ourensano va con  la confianza de ganar a pesar de que «el Oviedo es uno de los gallitos de la categoría y hay que ser conscientes de que son el tercer mejor equipo defensivamente hablando, el equipo que más baja el porcentaje de acierto desde la linea de tus puntos a los rivales, el segundo equipo que más puntos hace tras asistencia, son un equipo que juega muy bien al baloncesto» decía el técnico vasco.

A pesar de todo esto el Rio Ourense Termal va a salir luchar cada balón para traerse la victoria: «no vamos a ir de víctimas», avisa Gonzalo Gª, «vamos a ir con ambición y con la idea de saber que la historia reciente del COB en Pumarín nos ha dado victorias, pero siempre en partidos muy igualados».

En cuanto a la clasificación Gonzalo comentaba que tiene miedo a la clasificación actual del COB en al Liga ya que «puede crear unas ideas o unas expectativas desmedidas, por encima de la realidad y luego sufres porque cuesta estar mentalmente más preparado para momentos malos, no tener euforia pero claro que es bonito, pero no vértigo, el vértigo se produce al estar abajo luchando por el descenso».