El Presidente del Club Ourense Baloncesto, Antonio Gavilanes, analizo esta tarde en una completa comparecencia ante los medios de comunicación, la actualidad del equipo en todos los frentes generados en las últimas semanas.
Gavilanes detalló la situación del Club, sus perspectivas y proyectos y abordó en profundidad la actualidad del Club.
El Presidente comenzaba manifestando: “Se sacó de contexto una reunión entre directiva, plantilla y cuerpo técnico, porque fue cordial y amistosa para aclarar lo sucedido en Melilla y a partir de ahí llegaron todo tipo de comentarios de cambios que no favorecen en nada al equipo”.
Gavilanes destacó: “El equipo entrena a una intensidad bestial y hay jugadores que vienen a entrenar incluso en días libres. La implicación de todos es máxima, y ya sabíamos que por el presupuesto hicimos una plantilla competitiva posible, pero con las limitaciones que se saben, que ahora se ven agravadas por el estado físico de jugadores importantes, que llevan varios partidos así”.
Al ser preguntado por el comunicado de ayer que hacía referencia a las lesiones del equipo, ha dejado claro: “No creo que nos equivocásemos en el tema de Morentin de no anunciar nada, porque él tampoco le dio importancia hasta ahora. En el caso de Rivero sí que debíamos decirlo antes porque lleva jugando dos partidos infiltrado y ahora tendrá que parar, aunque no queremos que todo esto se entienda como excusa porque no lo son”.
Antonio Gavilanes comentaba que se seguirá por el camino de la continuidad y la austeridad: “Es importante cerrar filas en torno al equipo y al club y ser conscientes de que aunque sea deporte, también lleva aparejado la parte económica y las dos son necesarias y complementarias”.
Y añadia “El anterior presidente, Roberto Fernández Añel, que tuvo el tesón a pesar de las dificultades de asumir y continuar con el proyecto, provocó que estemos aquí ahora en más de un 80%. Pido paciencia a la gente, aunque a la vez entiendo la impotencia y el desánimo, pero esto es un proyecto que sin la ayuda de todos, no puede salir adelante”.
Y dejaba claro que: “Lo que más me duele es que ha hecho sangre de cosas que no deberían serlo y las formas de algunos hacia el club, aunque entendemos que la realidad es la que es, pero no las formas con las que se han manifestado por parte de algunos.
El Presidente incidia: “Cuando se habla de cortar o echar a alguien estamos hablando de profesionales y el club tiene la situación económica que tiene y desde la directiva apoyamos al 100% al cuerpo técnico y plantilla de afirmo que no habrá cambios salvo que por ejemplo en el caso de Rivero tenga que parar un tiempo, pero no sería un corte o echar a un jugador. En ese caso tendríamos que hacer un esfuerzo entre todos”.
Y por ultimo Antonio Gavilanes se manifestaba respecto al partido del próximo viernes y al apoyo de la afición: ”Le pido a la afición que esos pitos que se escucharon se transformen en apoyo porque la plantilla está comprometida al máximo y necesita apoyo y tranquilidad. El partido ante Axarquía es muy importante y necesitamos la victoria por lo que pido que la gente acuda y nos apoye porque este proyecto y este club necesita de todos y es un proyecto de todos. 
Y finalizaba: “Este un proyecto en el que todos nos jugamos mucho y estoy seguro que jugadores y cuerpo técnico seguirán tirando del carro como hasta ahora y los resultados llegarán, pero si es enarbolando el Efecto Pazo, todo será más fácil”.
DPTO. DE COMUNICACIÓN DEL CLUB OURENSE BALONCESTO