Houston (EE.UU.), 17 ene (EFE).- El protagonismo del pívot Marc Gasol y el ala-pívot Serge Ibaka volvió a ser decisivo este viernes en el triunfo arrollador de los Raptors de Toronto, que siguen en su lucha por alcanzar el liderato de la División Atlántico, ahora en poder de los Celtics de Boston.

Gasol, en el segundo partido que disputa desde que regresó recuperado de la lesión muscular que sufrió el pasado 18 de diciembre, volvió a mostrarse inspirado en el juego ofensivo al acabar con 20 puntos, y ser el tercer máximo encestador de los Raptors, que se impusieron por paliza de 140-111a los Wizards de Washington.

Aunque el jugador de Sant Boi disputó 29 minutos los aprovechó al máximo tras anotar 7 de 9 tiros de campo, incluidos 6 de 7 triples, sus mejores marcas en lo que va de temporada, sin que fuese a la línea de personal.

Gasol también empató la mejor marca profesional con sus seis triples y ayudó a que los Raptors empatasen la mayor anotación en la historia de la franquicia.

El pívot internacional español tuvo presencia en el juego interior con seis rebotes defensivos, además de repartir cinco asistencias, recuperar dos balones, perder otros tres, poner un tapón y cometer tres faltas personales.

«Estar sentado durante unas semanas te hacer sentir la motivación de volver a competir, a jugar y ayudar al equipo», declaró Gasol, que se perdió 12 partidos mientras estuvo de baja.

Por su parte, el entrenador de los Raptors, Nick Nurse, reconoció también que Gasol llevaba demasiado tiempo jugando y el descanso le vino muy bien.

«Marc jugó durante 19 meses seguidos», comentó Nurse sobre Gasol, quien tras disputar las Finales de la NBA luego se fue con la selección de España para ganar la Copa Mundial 2019 en China, el pasado verano. «Finalmente tuvo un mes libre, así que recuperó un poco», dijo el entrenador.

Mientras estuvo ausente Gasol, Ibaka respondió en plan estrella y ahora mantiene la titularidad para seguir siendo un jugador decisivo con los Raptors.

Ibaka jugó 26 minutos y aportó 15 puntos tras anotar 6 de 9 tiros de campo, incluido un triple de dos intentos, y acertó 2-2 desde la línea de personal.

El jugador español de origen congoleño también tuvo presencia dentro de la pintura al capturar ocho rebotes, incluidos cinco defensivos, dar una asistencia, perder un balón y cometer tres faltas personales.