Este viernes, Gonzalo García de Vitoria, entrenador de Club Ourense Baloncesto, hizo un análisis del rival de este domingo, CB Clavijo, y de cómo se encuentra el equipo tras su tercera semana de trabajo conjunta. Una comparecencia en la que destacó la dificultad del encuentro ante un buen rival y en la que espera ver una progresión en su equipo.

Preguntado por su próximo rival, Gonzalo afirmó que lo que hizo el equipo de Antonio Pérez, «ganar de 27 puntos a domicilio, es muy complicado«. Reconoce que este año han hecho un buen trabajo y remarcó los problemas que estos tuvieron la pasada campaña. «El año pasado tuvieron problemas y ese déficit lo arrastraron durante el año», declaró. Sin embargo, este año «han hecho una gran plantilla y el trabajo de pretemporada ha sido excelente», asegura el técnico vasco que además avisa: «Vamos a sufrir, porque juegan muy bien al baloncesto y tienen un gran lanzamiento exterior”.

Seguimos trabajando y evolucionando

Además Gonzalo, hizo un análisis de la plantilla de su próximo rival entre los que destacó a Kudlacek y Bravo, este último con pasado en el equipo cobista. Sobre el primero dijo que «el año pasado ya demostró ser un base muy bueno y a eso ha añadido el tiro de tres. Si mantiene el nivel, uno de los mejores bases de la liga sin duda». El otro base es Arévalo, un joven veterano, muy físico y gran reboteador. «El otro base es Arévalo, un joven veterano, muy físico y gran reboteador», explicó un Gonzalo que tuvo muy buenas palabras para los exteriores del equipo dirigido por Antonio Pérez: «el resto de exteriores son grandes jugadores: Galarreta, al que conocéis todos y es un excelente lanzador, Alfredo Ott que es un jugador total y luego uno de los jugadores que ha sido uno de los mejores fichajes del verano, Carles Bravo«. También tuvo palabras para Carlson y Adrián Laso, los interiores del próximo rival cobista: «dos jugadores nuevos en la liga son muy físicos y, por ello, tienen un gran equipo».

Preguntado por el transcurso de la semana en el equipo, Gonzalo afirmó que el equipo «sigue creciendo», a pesar del «contratiempo de Jonathan Barreiro, que no ha entrenado en toda la semana, y vamos a probar a ver qué tal«. Un contratiempo al que se le ha unido la llegada de un jugador nuevo, lo que ha hecho «parar un poco el ritmo, pero es la tercera semana y seguimos trabajando y evolucionando». El técnico vasco asegura que «no vamos a la velocidad que me gustaría, pero vamos con la velocidad lógica de evolución. Sobre todo nos está costando inculcar la filosofía defensiva«, aún así espera ver mejoras en el equipo en Logroño y confía en ver un buen COB ante un equipo muy trabajado.