El entrenador del Ourense Provincia Termal compareció en la sala de prensa del centro Médico El Carmen para la rueda de prensa previa al choque que enfrentará a su equipo ante un Cáceres que llega mermado. Las lesiones de Kasse y Mockford, además de la marcha de Slezas deja al conjunto visitante en cuadro ante un Ourense que ya le supo jugar en la primera vuelta.

Para el técnico cobista no es un partido clave porque «no quiero generar mayor tensión a mis jugadores», pero sí lo considera importante ante un equipo al que «que supimos competir muy bien en la primera vuelta y que supimos vencer aunque nos costó mucho». «Vamos ver si somos capaces de que nos salgan las cosas bien«, explicó García de Vitoria que además recalcó los problemas del conjunto cacereño en este choque. «Ellos pierden dos referentes importantes, pero nosotros no sabemos lo que nos vamos encontrar en este partido«, confesó el entrenador cobista que avisó de que no se pudo hacer el análisis previo del encuentro de la forma más fiel debido a las mucha ausencias de su rival. Una de las armas visitantes podría ser su tiro exterior, donde Gonzalo avisa que podrían hacer daño. Los ourensanos saben que el equipo es teóricamente superior pero no olvida su técnico que podrían plantear alguna sorpresa para ponerlos en apuros. «Hemos probado lo que tenemos que hacer pero sabemos que puede haber alguna sorpresa«, afirmó.

Preguntado sobre si el equipo podría caer en la rutina y la falta de tensión competitiva, el técnico vasco aseguró que crearon el equipo para eso no pasará. «Al tener tantos jugadores jóvenes queremos que ellos nos transmitan su ilusión de mejorar. Muchos de ellos han tenido la oportunidad de jugar en una liga que no conocerían de ser por nuestra situación». Además recalcó la competitividad de los veteranos. En los entrenamientos lo pasamos bien, aunque en los partidos sufrimos porque tenemos errores. Si tenemos esa tensión competitiva y de clasificación. No noto relajación«, explicó el técnico. Además tuvo buenas palabras para sus compañeros de cuerpo técnico: «estoy muy seguro que dentro de unos años, estos chicos recordarán a mi cuerpo técnico como importante para ellos».

Sobre la derrota ante Breogán el pasado fin de semana recalcó que el partido se perdió por dos cosas. Explicó que una de ellas se trabaja con el tiempo y la otra se gana con el tiempo. «La primera, el saber estar en partidos tan físicos. Y el segundo es ganarse el respeto. Que no tengan que mirar tú camiseta para que sepas quien eres y eso se gana con el tiempo», explicó el técnico sabiendo que en un partido de esta dureza el contar con jugadores jóvenes puede ser un hándicap. «Creo que nos sobrepasó el nivel de agresividad que pusieron en la segunda parte y no supimos jugar contra eso«, confesó el entrenador cobista. .