Compareció Gonzalo García de Vitoria este martes en la sede de la Asociación Xuvenil Amencer con la que el Ourense Provincia Termal colabora en la Operación Quilo. Lo hizo en la previa de un encuentro ante Peñas Huesca y que deja poco tiempo para saborear el triunfo logrado en Barris Nord ante Força Actel Lleida.

Desde el principio de la comparecencia, el técnico quiso mostrar la importancia de un triunfo en tierras catalanas que supone «enganchar dos partidos seguidos ganando en una competición tan igualada». Importante por varios motivos para el entrenador vasco: «Poder ganar en una cancha tan complicada ante un equipo en racha. Encima con la ausencia de Pedro Rivero«. Un triunfo que asegura que «da más fuerza y convencimiento y más seguridad en lo que estamos haciendo, sobre todo a los chicos jóvenes» y avisa que ahora viene otro rival complicado, el Peñas Huesca de Quim Costa que viene de ganar ante una de las revelaciones de la temporada, el Amics Castelló.

Cuestionado sobre si se trataba de un rival directo, el técnico vasco aseguró que «salvo Melilla, Palencia, Palma y Breogán, el resto somos todos duelos directos». Y recalcó la igualdad de una competición en la que la diferencia entre el cuarto y el penúltimo es de 3 partidos. Sobre su rival de este miércoles, García de Vitoria destacó su defensa agresiva y a todo campo, así como su capacidad reboteadora, sobre todo en ataque. «Es un equipo que quiere correr, que quiere cargar el rebote ofensivo y para nosotros la clave, es minimizar todo eso. Es el segundo equipo que más rápido juega de la liga», explicó el entrenador del conjunto ourensano que aseguró que «para nosotros es una batalla fundamental poder ganar la batalla del rebote». También habló de la importancia de frenar a sus dos bases, uno de ellos un conocido de la afición ourensana, Cristián Díaz. «Sus dos bases para generar juego y anotar. Tanto Lluis Costa como Cristián Díaz son dos jugadores fundamentales. Será clave ser capaces de que Lluis y Cristián no puedan jugar tan cómodos», aseguró el técnico que alabó el buen nivel de la joven plantilla de Quim Costa.

Sobre el estado de la plantilla tras estos dos triunfos, explicó que para el equipo «llevar dos partidos seguidos ganando es una motivación extra».»La confianza en nuestro juego va creciendo y tenemos una motivación extra de seguir alargando esta racha» aseguró antes de advertir que lo que más le tranquilizaba es que saben lo que tienen que hacer para ganar y de que «cada día el juego es mejor«. Cuestionado sobre si era la victoria más importante de la temporada, ha asegurado que podría serlo por «la fuerza que le va dar a los chicos jóvenes.

A pesar de ser un equipo con un buen elenco de tiradores, el porcentaje no está siendo muy alto y sobre ello fue preguntado el técnico cobista. «Sabemos que tenemos buenos tiradores y es algo que no me preocupa. Tenemos muchos jugadores con tiro«, sentenció antes de afirmar que sí le preocuparía de no tenerlos. Pero también quiso dejar un matiz: «No tenemos porcentajes pero si estamos siendo capaces de anotarlos en momentos puntuales que nos hacen ganar los partidos«.