dig
Comenzaba el partido con imprecisiones por parte de ambos equipos, que intentaban acomodarse en pista pero las ocasiones llegaban más por errores que por aciertos de ambos conjuntos. El marcador se inauguraba en el minuto 4 por medio de Ayala, que estaba más rápido que los locales a la hora de llegar al rechace de un penalti lanzado por él mismo y que Anxo conseguía rechazar.
El gol apenas cambió el guion del encuentro, más allá de que los lucenses se encontraban más seguros defendiendo esa ventaja en el marcador, y más si cabe cuando los vigueses llegaban a las 5 faltas con tan solo 6 minutos de encuentro disputado. En el minuto 15 el visitante Paulo veía la roja directa tras una dura entrada sobre Quique, acción que daba dos minutos en superioridad para que el Ganomagoga intentase conseguir el empate.
No solo no llegaba el gol vigués, si no que transcurrido ese tiempo los lucenses ampliaban ventaja en una acción desafortunada para Vigo FS en la que tras un saque en largo de su portero el balón acaba entrando en la meta local tras tocar en Anxo. Un minuto después llegaba un nuevo tanto, que ponía cuesta arriba el encuentro para el Ganomagoga.

A los dos minutos de segunda parte, Bruno consigue inaugurar el marcador de los vigueses tras un golpeo desde 8 metros. Ese tanto por fin activó a los vigueses, que mejoraron su juego y empezaron a llegar a la meta defendida por Juan Manuel. En el minuto 27, saque de esquina en el que Pablo asiste a Pedro, que recorta distancias y mete de lleno a los de rojo en el partido.

Un minuto después, desborde por banda de Samu que asiste a Quique para establecer el empate. A partir de ahí ocasiones para ambos equipos y protagonismo para los porteros, que evitaron que se moviese el marcador y así finalizase el encuentro con reparto de puntos.