Después de la medalla de bronce conseguida por Roi Rodríguez en la distancia de 1000 metros, el palista de Tui tenía la oportunidad esta mañana de volver a subir al podio en la distancia de 500 metros. El tudense no dejó escapar la ocasión y realizó una muy buena regata, Roi se mantuvo en los puestos de cabeza durante toda la prueba y tan sólo fue superado por el deportista checo Josef Dostal que realizó un tiempo de 1:38:020 milésimas, el palista de Tui entraba en meta con un tiempo de 1:38.428 milésimas, el tercero en la línea de llegada fue el ucraniano Oleh Kukharyk con 1:38.528 milésimas.

Otra de las finales que despertaba gran interés era la del K4 500 masculino, la nueva distancia olímpica obliga a los entrenadores nacionales a seleccionar a palistas nuevos para buscar la mejor combinación ganadora. En esta ocasión la tripulación formada por el campeón olímpico Cristian Toro (Fluvial de Lugo) y Rodrigo Germade (Ría de Betanzos) junto con el zamorano Carlos Garrote y el balear Marcus Cooper llegaban a la final como favoritos a la lucha por las medallas. El barco español no defraudó desde el inicio y pelearon por la medalla de oro con la embarcación de Alemania, decidiéndose la victoria en los últimos 100 metros. El bote español marcó un gran tiempo de 1:19:340 que sólo pudo superar el equipo alemán con 1:18.748, la tercera posición fue para los integrantes del equipo de Checoslovaquia con 1:19.925       milésimas.

La última final con medallas gallegas la disputaron Adrián Sieiro y Sergio Vallejo en C2 500 metros. La dupla del Piragüismo Poio planteó una regata de menos a más al igual que en la distancia del kilómetro, lo que les hizo llegar con mucha fuerza al tramo final de la carrera. En los últimos metros de Sieiro y Vallejo se hizo efectivo su cambio de ritmo para poder superar a sus rivales y tan sólo ser superados por la embarcación Rusa de Ivan Shtyl y Viktor Melantev con un tiempo de 1:39.605 milésimas, y por la C2 ucraniana de Dmytro Ianchuk y Taras Mishchuk con 1:41.158. La pareja gallega hacía un tiempo de 1:41.497      .

El resto de la participación gallega en la jornada del domingo la completaron Carlos Arévalo(Ría de Betanzos) en la final del K1 200 en la que ocupó la quinta posición, en esta misma final Carlos Garrote era tercero. Arévalo junto con su compañero de club Oscar Carrera y los palistas Juan Oriyés e Íñigo Peña terminaron en novena posición en la final B del K4 500 metros. Además el K4 de las chicas Sara Ouzande, Alicia Heredia, Isabel Contreras y Begoña Lazkano consiguieron la medalla de bronce.

Comentarios