El CD Lugo no pudo con el BarÇa B en el Miniestadi tras caer por  2-1. Los de Eusebio Sacristán se pusieron por delante en el marcador tras el primer cuarto de hora, gracias a un tanto de Joan Román. Sin embargo, Fran Sandaza puso el empate en el luminoso en la primera parte. A cinco minutos del final apareció Javi Espinosa para dejar los tres puntos en casa. 

 

FC Barcelona «B» CD Lugo
escudo_club-3m lugo
2 1
mini-balon. 1-0 (13’) Joan Román 

mini-balon. 2-1 (85’) Javi Espinosa     

mini-balon.1-1 (37’) Fran Sandaza
Masip

Gómez

Patric

Planas

Ilie

Joan Román

icono_cambioD. Babunski, 71’

Dongou

icono_cambioSandro, 46’

Espinosa

Nieto

Bedia

Bagnack

icono_cambioSergi Samper, 83’

 

E- Eusebio Sacristán

 

José Juan

De Coz

Victor Marco

Pita

Pablo Álvarez

icono_cambioPablo Sánchez, 55’

Seoane

icono_cambioRenella, 52’

Sandaza

icono_cambioR. García, 63’

Manu

Álvaro Peña

Lolo Pavón

Ivan Pérez

 

E- Quique Setién

 

ÁRBITRO: Pedro Sureda Cuenca (Comité Balear). Amonestó a Rafa García (m. 80) 
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la segunda jornada de la Liga Adelante disputado en el Miniestadi de Barcelona ante 1205 espectadores. 

Dos  individualidades de Joan Román y Javier Espinosa le dieron al FC Barcelona B sus tres primeros puntos en la Liga Adelante ante un correoso CD Lugo (2-1) que no mereció irse del Miniestadi sin ningún punto.

El Barcelona B venció por 2-1 al Lugo tras aprovechar las dos únicas ocasiones de gol de las que dispuso en el encuentro. Joan Román, en la primera mitad, y Espinosa, a seis minutos del final, perforaron el portal de José Juan. Antes del descanso, Sandaza había hecho el tanto de los de Setién.

El Lugo dio buena imagen en Barcelona. Fue de menos a más e, incluso, se mostró superior a su rival durante la segunda mitad. Pero la puntería fue clave.

Pese a que el Lugo sumó su primer revés del curso en el Mini Estadi, el partido sirvió para sacar algunas conclusiones positivas. Quique Setién aseguraba estar «contento» con el trabajo de su equipo.

A diferencia de lo ocurrido en varios compromisos de la temporada pasada, el Lugo parece dominar mejor el ritmo de los encuentros. Apenas ha concedido ocasiones en sus dos primeras comparecencias del curso.

Uno de los aspectos que los rojiblancos habían trabajado antes del envite contra el filial del Barcelona fue la salida de presión. Los de Eusebio mordieron al comienzo, pero no quebraron la templanza de los lucenses, que resolvieron sin complicaciones.

Fuente:lavozdegalicia