Foto: ACB Photo

Felipe Reyes atendió a los medios de comunicación horas antes de la gran final de la Copa del Rey que enfrentará a Real Madrid y Barça Lassa.

El capitán del club blanco, todo un veterano e histórico de la competición, admitió mantener intacta la ilusión y asegura que jugar una final siempre es motivo de motivación sea quien sea el rival a batir.

«A nosotros nos motiva estar en la final, nos da igual el rival que esté enfrente. Es verdad que tener al Barça Lassa enfrente, por la rivalidad que hay, puede que lo haga un poco más especial pero nuestro objetivo al principio de jugar esta Copa del Rey era llegar a la final y ganarla y sigue siendo el mismo».

Por su parte, Facundo Campazzo, uno de los jugadores más destacados de la Copa por parte del conjunto blanco, destacó la gran dificultad que supone alcanzar la final, así como la peligrosidad de un Barça Lassa que ya les venció en la pasada edición.

“Hay que tomar dimensión de las cosas. Parece que fuera normal llegar a una final pero es muy difícil y muy valorable lo conseguido en la era Pablo Laso».

«Hay que intentar conseguir muchas más pero no va a ser fácil es un gran equipo el que tenemos enfrente pero estamos acá para conseguir cosas importantes».