Ficha Técnica
RCD Espanyol: Pau López, Víctor Sánchez, David López, Mario Hermoso, Aarón Martín; Baptistao, Javi Fuego (Marc Roca, 75), Darder (Diop, 82), Piatti (Sergio García, 62); Jurado; y Gerard Moreno.

RC Celta de Vigo: Sergio Álvarez, Hugo Mallo (Hjulsager, 82), Fontàs, Cabral, Jonny; Wass, Lobotka, Jozabed (Tucu Hernández, 59); Aspas, Maxi Gómez y Sisto (Emre Mor, 72).

Goles: 1-0, Gerard (min.10), 2-0 Piatti (min.24), 2-1 Sisto (min.69).

Árbitro: Alberola Rojas, del Comité Castellano-Manchego. Amonestó a Iago Aspas, Hugo Mallo, Javi Fuego, Maxi Gómez y a Cabral.

Incidencias: partido correspondiente a la jornada 4 de LaLiga Santander disputado en el RCD Estadium ante 14.853 espectadores

Llegaba el Celta a Cornellá pensando en puntuar, tras su primera victoria liguera de la pasada jornada, pero se encontró con un fantástico planteamiento táctico del técnico local, Quique Sánchez Flores, que dispuso un centro del campo entremezclado con la línea de creación del combinado celtiña, privándole de claridad en la construcción, y provocando que los medios celestes estuvieran toda la primera parte buscando algún hueco por donde trenzar y atacar.

Mientras eso ocurría, el Espanyol aprovechaba los acostumbrados errores defensivos de los de Unzué para ponerse en ventaja, hoy todavía más flagrantes antes la imposibilidad de poder mover con facilidad la pelota en línea de medios.

De esos errores llegaron los dos tantos pericos. El primero en el minuto 10, por obra de Gerard Moreno, con una defensa dormida, aunque con el delantero espanyolista en fuera de juego.

El segundo, un obsequio cortesía de Cabral, que regala una pelota a Jurado, el cual encara a la defensa, y cede a Piatti para que éste fusile a Sergio con un zurdazo al segundo palo.

Con esto, el Celta seguía sin encontrar su sitio en el césped, y ya con una ventaja muy difícil de levantar, a tenor de cómo estaba jugando el combinado olívico, que dispuso de alguna ocasión antes del descanso pero sin merecer más.

La segunda mitad tuvo a un Celta con las ideas frescas que no tuvo en el primer periodo, de cara a superar el tejido defensivo del centro del campo blanquiazul, y las ocasiones en esta parte fueron más abundantes para el combinado visitante, que lograba recortar distancias en un disparo de Sisto en el 68, rozando Fontàs lo suficiente para despistar a Pau lópez.

De ahí al final, los de Unzué embotellaron a un Espanyol ya fatigado, pero aunque dispusieron de alguna ocasión, no fueron capaces de remontar el encuentro, logrando así los pericos su primera victoria de la temporada, quedándose el Celta con los tres puntos que ya traía en la saca.

Felipe Pérez/Los Otros 18

Foto: LaLiga