Foto: FEB

(EFE).- La selección española de baloncesto podría confirmar este miércoles su clasificación directa para los Juegos Olímpicos de Tokio, uno de sus objetivos en el Mundial de China, para lo que le bastará con que Francia o República Checa pierdan en sus enfrentamientos de cuartos de final.

Tras la eliminación de Serbia a manos de Argentina y de Polonia a manos de España, solo quedan tres equipos europeos en liza, cuando el torneo reparte dos billetes directos para representantes del Viejo Continente, con lo que una derrota de franceses o checos confirmaría el objetivo que persigue la selección que entrena Sergio Scariolo.

Francia se enfrentará a Estados Unidos en Dongguan, mientras que la República Checa y Australia se verán las caras en Shanghái por un billete en semifinales.

Las otras cuatro plazas en juego para Tokio 2020 ya están adjudicadas. Argentina y Estados Unidos lograron el lunes las suyas al convertirse en los dos mejores equipos americanos del Mundial.

Las otras selecciones que consiguieron su clasificación directa fueron Nigeria, Irán y Australia, por ser los mejores posicionados de África, Asia y Oceanía, respectivamente.