FOTO: J. Monfort/WRG

Los tres equipos ya consiguieron medalla en el Mundial de hace dos años y quieren volver a subir al podio. En cuanto a las selecciones masculinas, España y Estados Unidos se han mostrado como los equipos más en forma en la primera jornada.

La goleada más amplia ha sido protagonizada por España, que no tuvo piedad contra India. Las españolas se han impuesto con claridad, 359 a 2, con un fondo de armario superior. En cuanto a Australia, plata en 2017, tampoco ha dado opciones a la selección china y ha ganado por 248 a 17, mientras que a India la ha superado por 256 a 10.

De hecho, China ha jugado un segundo partido en la primera jornada y lo ha hecho contra la favorita, Estados Unidos, que ganó en Nanjing 2017. Las estadounidenses han sido muy superiores y el duelo tan sólo se ha disputado hasta el descanso. La selección asiática ha decidido terminar el duelo, por desgaste físico, cuando el marcador era muy favorable para los Estados Unidos, 204 a 27.

En categoría masculina, Estados Unidos también se ha mostrado intratable y ha destrozado a Japón, 173 a 9. España, que afrontaba la primera jornada con un rival complicado, Australia, la ha superado con buena nota, siendo uno de los partidos más atractivos de la jornada. El combinado español ha dominado de principio a fin en el electrónico y ha ganado el duelo 91 a 32, dejando muy buenas sensaciones a la afición local. Este partido era el segundo que disputaba en la primera jornada de competición la selección australiana, que a primera hora de la mañana ha ganado en China, 218 a 12.

Durante la tarde, también se ha disputado un intenso duelo asiático masculino, China contra Japón. Un compromiso que los árbitros han dado por terminado el inicio de la segunda parte por el juego duro de ambas selecciones. El duelo ha terminado con un marcador favorable a la selección japonesa, 111 a 41.