La República Checa se agarró al partido durante tres cuartos, pero acabó cediendo en el último ante la defensa de España, que dejó a su rival en dos puntos en los últimos diez minutos. Los de Orenga no brillaron en ataque estático pero cuando pudo correr arrasó a su rival. El tándem Ricky&Rudy recordó sus mejores tiempos en la Penya y junto a la casta de Llull, que jugó tocado tras un golpe sufrido ante Eslovenia, llevó la batuta de un triunfo que recoloca a la selección en el buen camino.

 

España 60 39 Rep. Checa
España: Rudy (14), Calderón (3), Ricky (10), Claver (6), y Gasol (2) -equipo inicial-, Aguilar, Rodríguez (5), Rey (4), Llull (8), San Emeterio (4), Gabriel (2) y Mumbrú (2).      Rep. Checa (7+18+12+2): Pumprla (7), Hruban (2), Satoransky (5), Houska (3) y Vesely (7) -equipo inicial-, Barton (5), Jelinek, Benda (6), Balvin, Welsch (4), Kudlacek y Svrdlik.  
Parciales 18 15   14    13
7 18   12     2
Árbitros: Borys Ryzhyk (UKR), Fernando Rocha (POR) y Aleksandar Milojevic (MKD). Sin eliminados. Incidencias: Partido correspondiente a la tercera jornada del grupo C de la primera fase del Europeo 2013 disputado en el Arena Celje de esta localidad eslovena ante 3.150 espectadores.

 

 

Ante la falta de puntos de Marc y en un mal día en el tiro (23% en triples y 38% en tiros de dos), España aprovechó su velocidad y lanzó el partido al contraataque para gustarse y romper el choque. 21 puntos de contraataque (una tercera parte de los puntos anotados) así lo atestiguan. Rubio, el ‘Chacho’, Rudy y Llull tuvieron buena culpa de ello y también los 10 rebotes de Gasol, que permitieron correr. A España le costó ante la defensa individual contemplativa de los checos que intentaron jugar con la posible ansiedad post derrota de su rival. Pese a ello se logró el triunfo en un partido con aspectos novedosos como Mumbrú jugando de 4, lo que ya hizo puntualmente ante Eslovenia.

El 13-2 del último cuarto fue definitivo. España apretó atrás y a Satoransky y compañía se les hizo de noche. Previamente, en el final del tercer cuarto e inicio del último el equipo de Orenga protagonizó un 9-0 que movió el luminoso de un 42-37 a un 51-39 a tres minutos de final, ya definitivo.

España cumplió en su reaparición con suficiencia. Lo mejor, las rotaciones y la aparición de Ricky y Rudy. La selección podrá seguir mejorando y creciendo este fin de semana y aprovechar los dos próximos y últimos partidos de la primera fase a las 14:30h. El equipo de Orenga toma posiciones en la clasificación y peleará ante Polonia y Georgia para meterse en la segunda fase con la cabeza limpia y en plena progresión.

Fuente: FEB