Fran Escribá - Foto: LaLiga

Vigo, 2 abr (EFE).- El entrenador del Celta, Fran Escribá, destacó la importancia del duelo de este miércoles contra el Huesca y dijo que, aunque no lo firma, sumar cuatro puntos en los dos próximos encuentros -cuatro días después recibe a la Real Sociedad- sería «un buen número de puntos para una semana tan importante».


El entrenador celeste reconoció que «el reto» es encadenar la segunda victoria consecutiva en El Alcoraz, lo que les permitiría ver el futuro «de otra forma» aunque todavía no habrían hecho «nada».

«Sumar siete puntos implica que no pierdes ninguno de los tres partidos, con lo cual ya empezamos a estar bien», insistió Escribá, quien desconfía del colista Huesca: «tiene argumentos para creer en la salvación».

Para el preparador del Celta, su rival compite «muy bien» en todos los partidos, y es peligroso por su juego aéreo, especialmente en su estadio, donde, como recordó, ya sufrieron equipos como Sevilla, Betis o Real Madrid.

«No solo han remontado puntos a base de intensidad, también porque tienen buenos futbolistas. He tenido varios de esos futbolistas, y son gente con recorrido en Primera importante. Tiene una plantilla buena. Les está condicionando el inicio tan malo», declaró.

Escribá considera que su equipo tendrá que defender «lejos» de su área y ser «agresivo» para evitar conceder jugadas a balón parado a un rival que, a su juicio, es «muy peligroso» en las acciones de estrategia.

«Cuando ataquemos, que queremos atacar y tener el control del juego, podemos encontrar un equipo que si no quedamos bien por detrás del balón, nos va a hacer mucho daño en transición», señaló el entrenador del Celta.