Foto: ACB Photo

En la jornada de ayer la Copa del Rey echó el cierre a los cuartos de final con otros dos partidos. A Iberostar Tenerife y FC Barcelona, clasificados el jueves, se unieron Joventut y Real Madrid, quienes se deshicieron de Baskonia y Estudiantes, respectivamente.

Dos jornadas de baloncesto de muy alto nivel en el que han destacado algunas actuaciones individuales por encima del resto.

En Galicia Deportiva hemos elegido el que es, para nosotros, el Quinteto Ideal de los cuartos de final de la Copa del Rey.

GUSTAVO AYÓN (REAL MADRID): el pívot mexicano se mostró omnipresente. En los veinte minutos que estuvo en pista fue amo y señor de los tableros. 16 puntos, 9 rebotes, 3 asistencias y 1 tapón para 27 créditos de valoración en el triunfo ante Estudiantes.

COLTON IVERSON (IBEROSTAR TENERIFE): que el Iberostar Tenerife haya alcanzado las semifinales por segunda campaña consecutiva se lo debe, en gran parte, al interior estadounidense. 19 puntos sin fallo para irse hasta los 24 de valoración contra el Unicaja. Gran temporada de Colton.

TIM ABROMAITIS (IBEROSTAR TENERIFE): partido muy completo y serio del estadounidense, quien acabó con el mayor +/-, con +10. 12 puntos, 5 rebotes, 3 asistencias y 18 de valoración para seguir soñando.

PAU RIBAS (FC BARCELONA): junto a Adam Hanga espoleó al FC Barcelona cuando más lo necesitaba el equipo. Su salida a pista revolucionó al equipo y sus 15 puntos, así como su trabajo global en pista, fueron clave para tumbar al Valencia Basket

NICO LAPROVITTOLA (DIVINA SEGUROS JOVENTUT): el hombre de la jornada. Y de la Copa, hasta el momento. Récord de valoración en la historia de la Copa, con 50 créditos. Nunca antes se había presenciado nada igual. Fue una auténtica pesadilla para los de Perasovic. 36 puntos,  4 rebotes, 7 asistencias, 4 robos y 9 faltas recibidas. El Joventut sigue soñando y el MVP apunta al argentino.

SEXTO HOMBRE – MARKO TODOROVIC (DIVINA SEGUROS JOVENTUT): pero no todo fue Laprovittola, aunque si gran parte. El pívot montenegrino fue el escudero perfecto del base. 15 puntos y 7 rebotes, para 20 de valoración, vitales para terminar tumbando al Baskonia.