[alert type=»info»]

Perfumerías Avenida: Wheeler (16), Givens (3), Marginean (14), Elonu (5) y Gil (4). Jugaron también: Krivacevic (12), Salvadores (9), Milovanovic (8), Domínguez (8), Quevedo (8)

Star Center Uni Ferrol: Suárez (16), Barbee (6), Pérez (8), Lyon (12) Sánchez (8). Jugaron también: Kesanen (9), Calvo (4), Cabrera (0), Cuiña (0) y Fernández (0)

Parciales:  (20-16, 32-12, 14-12, 21-19)

Incidencias: Partido disputado en Würzburg ante 2.400 espectadores. 

[/alert]

 

Jornada en puente festivo y ambiente frío para arrancar el partido, tanto a jugadoras como a público les costaba entrar en el choque y eso lo aprovechaba Uni Ferrol para ir respondiendo, golpe a golpe, a cada ataque azulón. La intensidad charra no era la acostumbrada en el aspecto defensivo y permitía canastas con cierta facilidad, si bien en ataque las acciones de Wheeler mantenían el duelo igualado. Llegó a estar, incluso, el equipo visitante por delante, aunque el buen final de Avenida en el primer parcial dejaba el choque con ventaja, aunque exigua, para las locales tras diez minutos, 20-16.

Y despertaron las salmantinas, ¡vaya si despertaron! Primeros minutos de Silvia o Milo que parecieron encender el ánimo de las locales. Fue como un coger aire para masacrar al rival. Se hizo desde la línea de tres. Como si de un trabalenguas se tratara, tres triples consecutivos ponían tierra de por medio pero no se quedó ahí. Cuando Avenida comenzó a carburar en ataque, de tres en tres cual martilló pilón, «picó» a la defensa que empezó a robar balones en campo contrario, a ahogar como acostumbra al rival para llegar a endosar un 13-0 de parcial que dejaba el partido prácticamente solucionado bordeando el descanso. Quevedo aparecía desde el 6,75, Krivacevic en el interior, Wheeler a lo suyo y una fugaz aparición de Silvia (14 de valoración en 12 minutos) solventaban la primera parte con comodidad, 52-32.

Desde ese momento, y a pesar de que con una Lyon inspirada las ferrolanas trataron de meterse en partido en el inicio de tercer cuarto, Avenida pudo administrar ventaja y administrar descansos. Eso, no obstante, no equivale en Avenida a relajarse, pues cada balón era peleado hasta la extenuación, con Gil, como siempre, en plan gladiadora. El ataque era ahora cosa de Gabi Marginean que hizo daño tras recibir varios balones bajo canasta, al igual que Tijana, para seguir manteniendo las rentas en torno a los veinte puntos, 66-44 con diez minutos por jugar. 

Aún le quedaba una marcha más al equipo azulón, se encargó de dárselo Ángela Salvadores que, tras los primeros errores, comenzó a demostrar todo su potencial y talento con canastas y asistencias a compañeras que levantaron a un Würzburg, disfrutando la parroquia del espectáculo. Cuando se superaron los treinta de ventaja, se levantó el pie del acelerador y se notó en el marcador, pues lo aprovecharon las visitantes para maquillar el resultado final, 87-63. Ante un choque peligroso, respuesta de equipo de Perfumerías Avenida que en apenas cuatro días vuelve a recibir aquí a otro potente equipo, el Hatay turco.

 

Fuente: Perfumerías Avenida

Foto: Vir Pintado