El Santiago Futsal viajaba a Móstoles para enfrentarse a un recién ascendido situado en la parte media de la clasificación, al contar ya con cinco puntos en su haber después de las 4 jornadas disputadas hasta el momento.

Los de David Rial, en línea ascendente hasta el momento, querían traerse de vuelta los primeros tres puntos de la temporada y hacerlo en la casa de un rival que todavía no conocía la victoria como local en este curso 2019-2020, pero que venía desplegando un gran juego.

Los equipos comenzaron el partido buscado su gol a través de contragolpes. El alto ritmo y el buen juego, además de unas defensas férreas, hicieron que el marcador no se moviese al comienzo del encuentro.

El Santiago comenzó a llevar la iniciativa, monopolizando la posesión y forzando pérdidas del rival. Brais probó fortuna desde su portería al ver al meta rival adelantado, pero no lo consiguió por poco. Dos minutos después Kiki lo intentó con un disparo a la escuadra, pero el meta gallego despejó a córner.

Con el paso de los minutos fue el Móstoles el que buscó adelantarse en el electrónico y le dio la vuelta a la situación, aunque también sin éxito. Para desgracia de los blancos, y a falta de 30 segundos para el final de la primera parte, Nito fue expulsado al realizar mal el cambio y llevarse la segunda amarilla.

La segunda parte, que comenzó con el empate a cero inicial, continuó con la tónica con la que había terminado la primera. Carlos buscó el gol para el Móstoles con dos ocasiones seguidas, y Chispi consiguió al fin el primero en el minuto 26.

El Santiago intentó reaccionar a través de Peerapat, pero Tarsa, portero local, no daba opción. Las ocasiones se sucedían, pero la escuadra santiaguesa no las  materializaba.

A partir de ahí el partido enloqueció, con los David Rial dominando el encuentro y dándole la vuelta al marcador. Brian perforó la portería rival desde 15 metros a falta de seis minutos para el final, poniendo las tablas. Alberto Mirás en el 37 adelantó a los blancos y Pirata robó un balón en el 39 que puso el encuentro en 1-3. Y, cuando todo parecía que llegaba a su fin, el Móstoles recortó ditancias a falta de 40 segundos gracias a Pichón.

Los santiagueses apretaron los dientes y aguantaron hasta el final, consiguiendo su primera victoria de la temporada y tres puntos fuera de casa muy importantes que certifican la gran mejoría que están experimentando los gallegos.

 «Competimos muy bien contra un equipo que nos lo puso enormemente complicado ya que venían de una buena dinámica en liga hasta el momento. Supimos sufrir pese ir a detrás y estuvimos maduros manteniendo la cabeza fría para darle la vuelta al marcador. Esto es un premio al esfuerzo y a la constancia de estos tres meses por parte de todo el equipo, quiero dar la enhorabuena a los jugadores. Es nuestra primera alegría y seguiremos trabajando para conseguir más.” afirmó David Rial después del partido.

El equipo puso rumbo a la capital gallega nada más terminar el encuentro. Mañana será día de recuperación y el lunes el grupo comenzará a preparar el choque contra el Aljucer Pozo de Murcia, partido que se disputará en un horario y día poco habitual al celebrarse el viernes 18 a las 21:00.

Nota de prensa del Santiago Futsal