El Sala Ourense buscará este domingo ante el Leis Pontevedra una victoria tan necesaria como vital para su devenir en la Segunda División B. Seis derrotas en seis jornadas, ese es el bagaje de un club que ha intentado dar una vuelta de tuerca y ha aceptado la dimisión del cuerpo técnico, Kike García y Rubén Tizón, y ha fichado a Óscar Vivian y Fran Formoso.

El relevo en el banquillo no ha tenido todo el efecto deseado y cayeron derrotados la pasada jornada en A Estrada. Derrota con ligera mejoría en actitud y juego aunque sin el premio que llevan mereciendo hace algunas jornadas pero que no acaba de llegar.

Una victoria supondría un empuje moral y anímico a un equipo idéntico al de la temporada pasada, salvo el fichaje de Martín Justo, y que se clasificó en puestos de Copa del Rey … la derrota no entra en los planes de un equipo que ya entrena con su nuevo cuerpo técnico y que intenta absorber a pasos agigantados los nuevos conceptos del juego de Vivian.

Este viernes último entreno antes del choque y los pertinentes Test Serológicos.