El Sala Ourense recibe este domingo al FS Boal tras dos derrotas consecutivas. Dos derrotas por idéntico resultado (2-1), dos derrotas competidas al máximo, tanto la de Domotec en casa, como la cosechada la semana pasada en Benavente ante el líder, un líder que se tuvo que emplear al máximo para doblegar a nuestros guerreros.

La fortaleza defensiva, sólo 2 goles encajados de media en las 7 jornadas que llevan disputadas, es la principal baza del equipo de Kike García, a poco que llegue el acierto de cara al gol, los resultados llegarán. 18 goles a favor en 7 jornadas es un bagaje a mejorar, y más si tenemos en cuenta lo competida e igualada que va a estar este año la liga con 4 descensos.

Unos puestos de descenso en los que se encuentra el FS Boal con 6 puntos, tres menos que los de As Burgas. Esta es la cuarta temporada de los asturianos en la Segunda División B de Fútbol Sala, la segunda consecutiva. El equipo de Oliver Monforte, en su vigésimo aniversario, intentará repetir la gran temporada pasada en la que finalizó en los puestos de cabecera de la tabla.