Foto: Carlos Domarco

 

Con más de 5 partidos de ventaja sobre el descenso, en puesto de Copa del Rey (5º con 34 puntos), a un punto del Leis que es cuarto marcando el playoff, a dos de Esteo que es tercero, a cinco de Albense que es segundo y a doce del Benavente que sigue de líder inexpugnable, el Sala Ourense puede empezar a ponerse metas más ambiciosas … sin presión, sin obligaciones,  pero sin perder un ápice de esa intensidad que les ha hecho crecer y llegar al nivel de los mejores de la categoría.

Los ourensanos visitan Gijón en un momento dulce de la temporada, con la moral por la nubes gracias a una victoria de gran mérito la pasada semana contra Narón, siete victorias seguidas están al alcance de muy pocos (Benavente llegó a 13 seguidas).

De conseguir los tres puntos, tarea complicada ante un Gijón que se está jugando el descenso, los de Kike podrían regresar a Ourense subidos en el autobús del Playoff y más si vemos los enfrentamientos que se dan en la parte alta de la tabla: Leis (4ª) visita al UVA (7º), Esteo (3º) visita al líder y Albense (2º) visita a un Boal que marca el primer puesto de descenso empatado con Ribeira y Gijón, todos en jornada de sábado por lo que el Sala Ourense jugará el domingo conociendo lo que han hecho sus rivales.

En el partido de la primera vuelta, en el destierro de Oira, los ourensanos golearon por 5-0 en un gran partido de los pupilos de Kike y Tizón. La vuelta se espera completamente distinta ante un equipo que mejora notablemente en casa como demuestra que 12 de sus 18 puntos los ha conseguido en el pabellón Gijón Sur.

El equipo saldrá a las 7:00 de la mañana rumbo a Gijón desde la Cafetería Arábica del pabellón de Os Remedios, patrocinador del club.