Este miércoles ,el nuevo Río Ourense organizó en el paraíso de la Ribeira Sacra una inolvidable jornada de convivencia entre jugadores del primer equipo, jugadores del equipo EBA, cuerpo técnico, directiva, trabajadores del club y prensa local, de forma que durante el mediodía pudieron todos los participantes de la familia cobista pudieron disfrutar del precioso paisaje de la provincia ourensana, comiendo posteriormente junto al precioso embarcadero de Santo Estevo de Ribas do Sil.

Directivos, cuerpo técnico, prensa y jugadores disfrutaron tanto del paseo en catamarán como del lugar donde se celebró la comida, en la que toda la familia del Club Ourense Baloncesto deseó un año feliz y lleno de éxitos para el equipo. 

 

Comentarios