Fotos: ACB Photo

  • El Real Madrid se mantuvo por delante durante todo el encuentro y sentenció con un parcial de 7-0 en los últimos minutos.
  • Espectacular duelo en la zona entre Ndiaye (22+19) y Bagayoko (13+17).
  • Séptimo título consecutivo del conjunto blanco, los últimos dos ante el Canarias, quien vuelve a quedarse a las puertas del título.

El Real Madrid no tiene rival en categorías inferiores. El conjunto blanco se ha proclamado campeón de la Minicopa Endesa por séptima temporada consecutiva tras imponerse al Iberostar Canarias por un resultado de 80-68. El conjunto canario, que se mantuvo a remolque durante todo el choque, vuelve a quedarse a las puertas del título ante el mismo rival.

Duelo de filosofías contrapuestas marcan el inicio del partido. El Real Madrid exhibe un juego mucho más directo, aprovechando sus individualidades para generar ventajas, y el Canarias apuesta por una mayor circulación de balón. Los insulares buscan a Bagayoko en el interior, quien se ve obligado a buscar al compañero más liberado ante la defensa de Ndiaye y las ayudas blancas.

Varias pérdidas insulares permiten al conjunto blanco sumar al contraataque mediante Bazaga y Vide y dar las primeras ventajas al Real Madrid (10-5, min. 5), mientras Ndiaye y Bagayoko protagonizan un bonito duelo físico y de fundamentos bajo los tableros.

Un tiempo muerto de Lucas Villena espolea al Iberostar Canarias, que, desde la defensa, aprieta el marcador. El Real Madrid sube una marcha y aprovecha unos buenos minutos de Mutambirwa y la fortaleza en el rebote de Ndiaye para volver a despegarse al final del primer cuarto (25-16).

El pívot senegalés continúa castigando la zona rival y poco a poco se empieza a imponer en su duelo personal ante Bagayoko. Miguel Pinto y Javier González tiran del carro tinerfeño pero Bazaga vuelve a entrar en escena con dos acciones individuales (35-24, min. 15).

El Real Madrid tiene el control del encuentro, mientras el Iberostar Canarias intenta reaccionar y recuperar terreno con ataques rápidos y finalizaciones desde el triple, sin notorio éxito.

Aún así, un empujón final permite el Iberostar Canarias afrontar el paso por los vestuarios con el objetivo a tiro (41-33).

Foto: ACB Photo

El duelo entre Ndiaye y Bagayoko marcan los primeros compases del tercer cuarto, mientras los capitanes Abel Delicado y Raúl Fariña suman desde el perímetro para cada bando.

No recula el Iberostar Canarias, con sus dos protagonistas del cuarto ajusticiando el aro rival y comprimiendo el marcador (47-45, min. 25).

Lucas Villena pide un tiempo muerto que ayuda al Real Madrid a volver a asentarse en pista, cerrar en defensa y recuperar sensaciones con un parcial de 6-0. Los aurinegros, lejos de amilanarse, devuelven el parcial y ponen el 58-54 antes del último cuarto.

El partido se convierte en un auténtico correpasillos de posesiones frenéticas con las que el Real Madrid intenta romper el encuentro y el Canarias completar una remontada que se resiste.

Bagayoko y Ndiaye prolongan su épica batalla, mientras Vidarte y Fariña suman de tres en tres. Dos buenas conexiones entre Ndiaye y Mutambirwa tienen su respuesta en un triple de Diego Fernández para mantener la tensión e igualdad (67-63, min. 36).

Con ventaja en el marcador, el Real Madrid gestionó con mayor tranquilidad y solidez los últimos minutos para cerrar la victoria con un parcial de 7-0 y volver a proclamarse campeón de la Minicopa Endesa.