ACB Photo

La Laguna (Tenerife), 13 sep (EFE).- Cuando peor estaba jugando el Real Madrid y con opciones claras del Barça para romper el partido (50-56, min.32), apareció el genio y la calidad de Facundo Campazzo, que revolucionó el partido y llevó a su equipo a la victoria.

Junto al base argentino, dos acciones claves de Rudy Fernández, una de ellas un robo de balón a Hanga cuando se disponía a anotar y empatar, hizo que el partido se decantara para el bando blanco.

Fue un encuentro de poder a poder, con mucha igualdad, muy físico y de mucho nervio. Las defensas fueron claves en el desarrollo del choque, principalmente porque ningún entrenador quería darle ventaja a su adversario.

Mandó primero el Real Madrid con ataques directos de Deck y Campazzo, quienes lograban superar a la defensa de un Barça que no estaba ajustado del todo. Pese a todo, el marcador se mantenía muy igualado, aunque siempre con los de Pablo Laso por delante.

El Barça subió su nivel defensivo en el segundo cuarto, trabajando muy bien la primera línea defensiva e impidiendo que el balón llegara a la zona con facilidad. A los madridistas les costaba atacar y buscan acciones aisladas del «Facu» o de Abalde y, por contra, fue Mirotic el que encontró el camino hacia la canasta con mayor facilidad en una de esas fases de desconexión del Real Madrid. Tres jugadas de 2+1 llevaron al Barça a ponerse de nuevo por delante (31-32, min.19).

ACB Photo

Partido nuevo tras el descanso (31-32) y todavía mucho por jugarse. Fue el conjunto de Jasikevicius el que tomó el mando del choque y logró una renta de 5 puntos a su favor (37-42), máxima ventaja del conjunto catalán hasta ese momento.

Mirotic, con dos triples consecutivos mantenía al Barça en el marcador (40-45), pero Alberto Abalde que con dos canastas consecutivas, empezó a tirar de sus compañeros y el equipo blanco se situó 48-49, ya en el último minuto del tercer cuarto, que concluyó con mínima ventaja para el Real Madrid (50-49).

Triple de entrada en el último cuarto para Mirotic (50-52), un 1+1 de Davis y otra nueva canasta de Mirotic hicieron que el Barça se fuera de seis puntos tras un parcial de 0-7.

Momento clave en el choque, pero el Barça no supo mantener su intensidad defensiva y dio vida al Real Madrid, que no lo desaprovechó. Campazzo lideró a su equipo y lo llevó hacia la victoria con importantes escuderos como Sergio Llull, que anotó un triple importante, y sobre todo Rudy Fernández, un incansable trabajador en defensa.

Al final 72-67 para el Real Madrid, que gana el primer título de la temporada y se convierte en el Rey de la Supercopa.

Ficha técnica
72 – Real Madrid (18+13+19+22): Campazzo (21), Carroill (2), Deck (11), Abalde (11), Tavares (2) -inicial-, Garuba (3), Randolph (3), Laprovittola (2), Fernández (4), Llull (8) y Thompkins (5)

67 – Barça (14+18+17+18): Calathes (11), Heurtel (4), Claver (1), Miroti (22), Oriola (2) -inicial-, Abrines (10), Hanga (1), Davis (12), Bolmaro (4) y Smits (-)

Árbitros: Peruga, Perea y Manuel. Señalaron técnica a Páblo Laso (min.37) y eliminaron por faltas a Calathes (min.38).

Incidencias: Final de la Supercopa de España disputada en el pabellón de Deportes Santiago Martín de Tenerife. En las gradas del recinto tinerfeño, el presidente de la ACB, Antonio Martín, y el vicepresidente del Cabildo Insular de Tenerife, Enrique Arriaga, quienes fueron los encargados de entregar los trofeos a los dos equipos.