La tercera jornada de la Copa del Mundo FIBA celebrada en China ha vuelto a cumplir las expectativas de una cita de dicho calibre.

España ha logrado una sufrida victoria ante Puerto Rico, mientras que Serbia e Italia siguen con paso firme de paliza en paliza. Entre toda esta maraña de puntos, Luis Scola ha inscrito su nombre como el segundo máximo anotador en la historia de los mundiales de baloncesto.

En Galicia Deportiva hemos confeccionado el que ha sido, para nosotros, el Quinteto Ideal de la tercera jornada de la cita mundial. Para ello nos hemos basado en el rendimiento individual de los jugadores, sin que el resultado del encuentro haya sido determinante.

NEMANJA BJELICA (SERBIA). Máximo anotador de la apisonadora serbia que superó a Filipinas por 59 puntos. Después de perderse el primer partido, el jugador de los Kings destacó con 20 puntos en apenas 16 minutos.

HEISSLER GUILLENT (VENEZUELA). El combinado sudamericano sigue vivo y ello se debe a la aportación del base de los Guaros de Lara. Sus 28 puntos y 7 asistencias bastaron para liquidar a Costa de Marfil y dar la primera victoria del Mundial a Venezuela.

MATEUSZ PONITKA (POLONIA). Dos de dos para Polonia. En esta ocasión se impusieron a la anfitriona en un vibrante encuentro que se decidió en la prórroga. El ex del Iberostar Tenerife fue vital con sus 25 puntos y 9 rebotes.

LUIS SCOLA (ARGENTINA). A sus 39 años, el pívot argentino sigue haciendo historia. Sus 23 puntos ante Nigeria lo sitúan como el segundo máximo anotador de todos los tiempos en Mundiales, con un total de 595, superando los 594 de Andrew Gaze. Además, aportó diez rebotes para sellar un doble-doble y el triunfo ante los africanos.

SALAH MEJRI (TÚNEZ). El de los Mavericks fue una apisonadora ante Irán. 22 puntos y 15 rebotes para tumbar a los asiáticos y sumar el primer triunfo mundialista.