Ficha técnica

Ourense Envialia: Vane; Marta, Laura Uña, Jenny Lores y Andrea Feijóo (quinteto inicial). También jugaron, Judit, María Arias, Chiky, María y Carmen.

Poio Pescamar: Caridad; Carolina, Ana Rivera, Luci y Dani Sousa (quinteto inicial). También jugaron, Mirian, Iraia, Julia, Antía, Clara y Agostina Chiesa.

Goles: 0-1, min. 11 Dani Sousa 0-2, min. 19 Chiesa 0-3, min. 20 Ana Rivera 0-4, min. 24 Clara 0-5, min. 30 Chiesa 1-5, min. 36 Marta (diez metros).

Pabellón Paco Paz. Colegiados, Darriba Villamor y Martínez Torres del colegio gallego. Recibieron cartulina amarilla Dani Sousa en el Poio Pescamar y con doble amarilla Andrea Feijóo (18’) en el Ourense Envialia.

El Poio Pescamar se impuso de forma clara al Ourense Envialia haciendo valer su acierto en la finalización para sacar adelante los puntos en juego. El derbi gallego comenzaba de forma equilibrada con dos escuadras muy presionantes y atentas en labores defensivas, con el fin de no permitir contras de peligro.

El primer gol lo anotaba Dani Sousa a los once minutos de juego, aprovechando un balón suelto en el área para acabar marcando de cabeza. El Ourense intentó volcarse en el tramo final del primer acto, pero la expulsión por doble amarilla de Andrea Feijóo lastró sus posibilidades, ya que con inferioridad numérica encajarían el 0 a 2, obra de Chiesa en una contra en superioridad tras un robo de balón en presión alta.

Al filo del descanso, las pontevedresas infligían un mayor castigo con el 0 a 3, obra de Ana Rivera a pase de Luci tras robo de balón, que llegaba después de que el Ourense tuviera sendos acercamientos de peligro en las botas de Laura Uña.

El segundo acto, comenzaba con el mismo equilibrio de la primera parte, donde de nuevo el acierto el Poio resultaría clave, al anotar el 0 a 4 por mediación de Clara a pase de Ana Rivera desde mitad de cancha.

En la medianía del período, con el Ourense jugando de cinco, Chiesa a puerta vacía hacía el quinto gol de las rojillas. El conjunto orensano no cejó en su empeño de cuando menos enjugar el luminoso y lo conseguía con un diez metros anotado por Marta, pero sin fuello en el desenlace par aponer en apuros a un solvente Poio Pescamar.

Gonzalo Iglesias, entrenador del Ourense Envialia, admitía que “hoy  nuestro rival fue mejor. En términos generales ellas dominaron mejor todas las situaciones de juego y yo creo que siempre que tuvimos alguna situación para meternos en el partido, este nos castigó. Nunca nos vimos metidos en le partido. Ahora no nos queda otra que hacer autocrítica y lo bueno que el martes ya tenemos un partido para reconducirnos. Tenemos que ir cogiendo ritmo de competición, el marcador lo dice todo, hay que felicitar al rival”.