El Pescados Rubén Burela FS ha activado el protocolo de aislamiento domiciliario preventivo en parte del equipo de las Guerreiras por contacto directo con un caso positivo Covid-19.

Las jugadoras afectadas cumplirán con el período de cuarentena estipulado por las autoridades sanitarias a la espera del resultado de los test de control. El resto de la escuadra mariñana continuará con la dinámica de entrenamientos.

La jornada 16 de Primera, prevista para este sábado en Vista Alegre con Rayo Majadahonda FS, quedará supeditada a la resolución del juez de competición de la RFEF.