Las ourensanas dieron la vuelta al marcador, tras irse al descanso con un 2-0 adverso, en dos minutos mágicos mediado el segundo tiempo con dos goles de Anita y otro en propia puerta de las locales. 

 

El partido era de vital importancia para ambos conjuntos ya que al tratarse de un grupo de tres equipos el mínimo fallo te puede dejar fuera de la siguiente ronda de la Copa. Las locales salían mucho más metidas en el partido controlando la posesión pero sin tener ninguna ocasión de clara para adelantarse en el marcador. Una vieja conocida de las tierras ourensanas, Raquel Souza, sería la encargada de inaugurar el marcador en una buena jugada de estrategia. Eran los mejores momentos de juego para las pontevedresas y fruto de ello llegaría el segundo gol local obra de Jenny. Con el 2 a cero en el electrónico se llegaría al descanso.

 

Tras el paso por vestuarios y unos intercambios de contragolpes en ambas áreas, llegarían los minutos mágicos de las ourensanas que tras dos goles consecutivos de Anita, al minuto siguiente se produciría una jugada desgraciada para las locales en las que Yoli se marcaba un gol en propia puerta dando la vuelta al marcador dejando muy tocadas a las locales que se vieron incapaces de reaccionar ante tal mazazo y que la mayor experiencia de las visitantes ante este tipo de situaciones se dedicaron a controlar el partido hasta el pitido final.

 

El Ourense Enviália FSF tiene prácticamente sellada su clasificación ya que con un empate en Os Remedios ante el Leis Pontevedra le bastaría para pasar a la siguiente ronda de la Copa mientras que el Poio Pescamar FSF tiene que ganar al Leis Pontevedra y esperar que este gane en Ourense.